SERVICIOS UAH

14 de Abril 2015


La UAH mejora la infraestructura de su Campus

La propiedad de Almirante Barroso 66 -68 fue demolida y en su lugar se construirán 3 nuevas salas para clases y exposiciones de arte. Esta obra permitirá conectar los patios de la Facultad de Educación, de la Facultad de Economía y de la nueva Dirección de Difusión y Extensión.

Este año 2015 la Universidad Alberto Hurtado recibe a sus alumnos con nuevos y remozados espacios tanto para el estudio como para el esparcimiento. 8 nuevas salas de clases están disponibles en el Edificio de Almirante Barroso 37 en tanto en la Biblioteca central se mejoró el equipamiento y mobiliario.

En la Casa Bernardo Havestadt SJ, correspondiente al Instituto de Música, se mejoró la acústica del auditorio y se pavimentó el patio trasero, respondiendo así a las necesidades de los alumnos de esa casa.

Gracias a una donación de la Fundación Mar Adentro y la Fundación Cosmos se arreglaron los techos y se remozaron todas las fachadas internas de las casas que dan hacia el patio central de la Universidad, incluidas las fachadas del Pasaje Cienfuegos y de la Facultad de Psicología.

Adicionalmente se pintaron los espacios comunes de la Facultad de Educación y se está preparando la casa para adjuntarla a la propiedad contigua (Almirante Barroso 66 -68). La construcción fue demolida y en su lugar se construirán 3 nuevas salas para clases y exposiciones de arte. Esta obra permitirá conectar los patios de la Facultad de Educación, de la Facultad de Economía y de la nueva Dirección de Difusión y Extensión.

La última semana de marzo se entregó una segunda escalera para acceder al Edificio Alberto Hurtado Héroe de la Paz, la que permitirá reducir el flujo de circulación por la única escalera que existía y por los dos ascensores. Para desarrollar esta obra fue necesario intervenir cuatro salas de clase del segundo piso, las cuales fueron reestructuradas y mejoradas. Para }

Tomás Fuenzalida, Director de Servicios Generales de la UAH, estos trabajos responden a las necesidades académicas que la Universidad presenta en su constante crecimiento, lo que se realiza en concordancia con el compromiso de la Universidad con el patrimonio. “Es a la vez un desafío porque ese compromiso requiere de un trabajo y de un costo mayor por estar donde estamos, muy distinto sería si estuviéramos en otra parte y podríamos hacer edificios planos, acá nosotros restauramos, remozamos porque además estamos en un Barrio de Conservación Histórico que impide demoler y hacer edificios nuevos porque estamos regulados por el Consejo de Monumentos Nacionales”.