SERVICIOS UAH

20 de Septiembre 2016


Estudiantes de filosofía crean Fundación Opportunitas

Opportunitas tiene como objetivo erradicar la pobreza y crear un puente de perfeccionamiento para niños y jóvenes desfavorecidos del sistema educativo actual.

Alumnos oportunitas¿Cómo se construye una cultura de la solidaridad? ¿En qué hay que creer? Dos futuros licenciados de la carrera de Filosofía de la Universidad Alberto Hurtado Sebastián Valenzuela y Felipe Hernández explican que las prácticas solidarias nacen del pensamiento crítico, del profundo sentimiento humanizador sumado a una “cierta lectura” del hombre a partir de un fin determinado. Valores que explican que esta dupla se haya organizado para crear -junto a la psicopedagoga Gabriela Orellana- la Fundación Opportunitas cuyo objetivo es erradicar la pobreza y crear un puente de perfeccionamiento para niños y jóvenes desfavorecidos del sistema educativo actual.

El sentimiento crítico, explican, es de incomodidad frente a la desigualdad social que hay en Chile y a partir de ahí, nace la inquietud de hacer “algo”, que genere mayor conciencia ciudadana con responsabilidad, solidaridad y trabajo colaborativo. Principios que encauzaron a estos tres jóvenes para crear los estatutos de la Fundación Opportunitas, organización que acaba de ser presentada con el apoyo del Centro Universitario Ignaciano en una ceremonia en la Universidad Alberto Hurtado. Su presidente Sebastián Valenzuela, nos cuenta que el trasfondo de esta iniciativa es erradicar la pobreza y crear puentes de ayuda integral y educativa a los más desfavorecidos. “Lo bonito de este trabajo, es que cada uno de los miembros viene con una formación profesional distinta, lo que sin duda provoca una discusión que nos permite avanzar y mirar el horizonte desde varias perspectivas. Aquí las palabras del sacerdote jesuita Juan Diego Galaz S. J. en el acto de constitución se hacen muy presentes: Dijo: “Quisiera invitarlos a que el mayor patrimonio que tenga esta fundación sea precisamente el testimonio del trabajo, el testimonio de relaciones que construyen, para así animarlos y desafiarlos en la sociedad que queremos construir”, señaló.

Valenzuela nos cuenta que Fundación Opportunitas surge desde la amistad, ese lazo que se cultiva siendo estudiante en la UAH y que se nutre no sólo en las salas de clases sino que también en largas conversaciones de patio y de actividades sociales que acompañan la vida universitaria.

-¿Qué herramientas les entrega estudiar filosofía para aplicarlas en esta fundación?
-Gracias a la carrera hemos adquirido (Felipe y yo, ya que Gabriela es externa a la universidad) herramientas que nos han permitido desarrollar un pensamiento mucho más crítico frente al contexto actual de nuestro país, sobretodo en temas de educación, desarrollo social, desarrollo económico e intelectual. Nos hemos dado cuenta que las brechas de desigualdad en estos ámbitos son realmente alarmantes y demandan respuestas súper urgentes.

-Ustedes son tres amigos: ¿Cómo se conocieron?
-Con Felipe somos compañeros en la universidad, compartimos diversas experiencias de vida y desde ahí hemos estado forjando una amistad. A Gabriela la conocí por medio de una actividad pastoral en una parroquia hace más o menos tres años. Ahora hemos hecho el trabajo de conocernos los tres, ya que nunca antes habíamos trabajado juntos.

-¿Qué etapas han tenido que superar para armar una fundación como ésta?
-Más que etapas, hablaría de desafíos, y el primero que se nos presenta, es poder conjugar el tiempo de quienes lideramos esta organización. . Sin esfuerzo y sin constancia, esto no sería posible. Cada uno de nosotros tiene sus actividades, tanto laborales como académicas, entonces, en muchas ocasiones se nos imposibilitó encontrarnos por diversos motivos, pero gracias a la motivación de cada uno, ha sido posible establecer por lo menos dos reuniones en la semana.

-¿Qué se viene para la fundación?
-Hace un par de semanas presentamos un primer proyecto, lo que implica invertir bastantes horas de trabajo. Este proyecto fue ingresado al Fondo de Fortalecimiento de la Sociedad Civil y estamos a la espera del resultado. Además estamos haciendo un levantamiento de datos que permitirá acompañar a niños y jóvenes aterrizar sus proyectos de vida y desde ahí apoyarlos generando condiciones necesarias para un correcto desarrollo cognitivo integral. Actualmente lo que esperamos, es organizar un seminario dirigido a líderes empresariales, comunitarios, juveniles, religiosos, sindicales, etc., para comprender el fenómeno del liderazgo desde una perspectiva contingente y diversa. Tenemos variados expositores de renombre quienes contribuirán a la formación de líderes con una visión integral y pluralista.

El objetivo de Opportunitas es aportar en la erradicación de la pobreza. ¿Con quiénes hicieron alianzas?
– Creemos fielmente que la integración entre los distintos actores de la sociedad es fundamental para hacer de Chile, un país más justo y sin desigualdad. Hemos estado en conversaciones con Desafío Levantemos Chile, TECHO-Chile, el Instituto Nacional de la Juventud y otras instituciones que nos permitirán realizar un trabajo de calidad por medio de un convenio de colaboración.

-¿Cuál es la meta?
-La meta de la fundación es implementar un proyecto de becas que ayude y de la oportunidad a jóvenes para desarrollar sus habilidades; más concretamente son beneficios que estarán destinados a cubrir una carrera técnica o de lleno una beca universitaria. Todo esto acompañado de profesionales de la fundación que estarán preocupados constantemente de los beneficiados.

-Ustedes en principio son tres. ¿Necesitan más manos?
– Necesitamos manos que quieran trabajar por la construcción de un futuro mejor, de manera responsable y sobretodo de forma aterrizada. Si alguien quiere unirse puede dirigirse directamente a nosotros en la universidad, tomar contacto desde nuestras redes sociales o escribirnos a nuestro mail institucional. gestión@opportunitas.org