SERVICIOS UAH

6 de Noviembre 2017


“Me he dado cuenta de las cosas en las que debo mejorar, pero también me he vuelto consciente de las valiosas herramientas que me dio la carrera”.

Indira Jahnava egresó de Educación de Parvularia en la UAH el año 2016. Por estos días trabaja en la escuela “International school of ISKCON Mayapur”, en la aldea de Mayapur Dham, a unas cinco horas al norte de Calcuta, en India.

Indira Jahnava egresada de Educación Parvularia UAH.

Desde el país asiático Indira Jahnava nos cuenta cómo es su experiencia personal y laboral en Mayapur Dham, una aldea grande, ubicada a orillas del río Ganges. “En la aldea hay un complejo de muchas hectáreas, dentro hay un Templo, un sector de viviendas para los monjes, un sector de viviendas para las familias, un sector de cuidado a las vacas, etc…Es un entorno muy natural y apacible. Aquí viven familias de todas partes del mundo, por tanto es multicultural pero con un común denominador: la vida espiritual y el forjamiento de carácter”.

“Hace 2 meses comencé como asistente debido al poco tiempo que estaría aquí, pero después me pusieron como co-educadora del grupo con niños de 4 a 5 años. Aquí debemos hablar todo en inglés porque los niños son de todas las partes del mundo, factor que ha sido todo un desafío para la vida profesional ya que mi inglés no es muy fluido. Además tengo que explicarles todo en inglés, incluso a los que no lo hablan, y es ahí donde tenemos que aplicar métodos para incluirlos a todos”.  

Al iniciar la jornada se comienza con un canto devocional con instrumentos que tiene una duración de unos 5 minutos. “Después repetimos entre todos una frase en mantra, lo que ayuda a equilibrar la energía. Luego se inician las actividades educativas tras lo cual salen al patio y al regreso la hora de colación y más actividades. Una vez a la semana los llevamos a la biblioteca, dos veces a la semana tienen psicomotricidad y una vez a la semana artes y música”.

“El grupo docente está conformado por la educadora, Indira y una asistente. “Ha sido un muy buen equipo, en donde las tres aportamos ideas, pero también tratamos de decirnos como mejorar entre nosotras. El grupo de niños está conformado por diez niños y una niña”, explica.

Finalmente, la educadora de párvulos de la UAH comenta que “Ha sido una experiencia muy enriquecedora, me he dado cuenta de las cosas en las que debo mejorar, pero también me he vuelto consciente de las valiosas herramientas que me dio la carrera. Asimismo me he percatado de que una educadora puede aportar en cualquier área  no sólo en un sistema tradicional”, señaló.