El retrato educativo de Daniela

Bajo la premisa de perfeccionarse y ser la mejor en su área esta hurtadiana nos cuenta que parte a Europa donde realizará por seis meses un intercambio en la Pontificia Universidad de Comillas en Madrid, España. Casa de estudios jesuita donde espera tener una experiencia rica en conocimientos y nuevos métodos de aprendizaje

25 Julio, 2016
Categorias: Admisión

Daniela PazLa invitación que hace la Universidad Alberto Hurtado (UAH) para estudiar Educación Básica dice que es un “momento clave en el país”, por eso, para quienes sienten la vocación pedagógica es un deber incluirse en este cambio. Y es cierto, cuando la cobertura en Chile está superada y hoy el debate es la calidad y la especialización de los profesores; resulta que hay jóvenes como la alumna Daniela Paz González de cuarto año de Educación Básica, oriunda de Puerto Montt, que decide ser pedagoga porque cree en el cariño y la disciplina de formar a la niñez y además especializarse todo lo posible.

Entiende que ser profesora de los primeros años es esa etapa en que un adulto puede decir que marcó su futuro y una sociedad entera puede también declarar que es la etapa clave para un ciudadano. Daniela, lo tiene claro: “Me considero una persona muy estudiosa y con múltiples herramientas para sortear las distintas dificultades que se presenten en la sala de clases, todo con el fin de eliminar la segmentación entre entidades educativas y la injusticia que ello genera a nivel país”.

Bajo la premisa de perfeccionarse y ser la mejor en su área esta hurtadiana nos cuenta que parte a Europa donde realizará por seis meses un intercambio en la Pontificia Universidad de Comillas en Madrid, España. Casa de estudios jesuita donde espera tener una experiencia rica en conocimientos y nuevos métodos de aprendizaje. “En la actualidad, es de suma importancia especializarse en el área de educación, ya que es un proceso continuo de cambios. Los niños cambian, la tecnología y los métodos de enseñanza también, por lo tanto como futuros docentes no podemos quedar atrás. Todos nuestros aprendizajes como profesionales son para y por nuestros estudiantes”, comenta.

El intercambio se generó en la Universidad Alberto Hurtado con un proceso de postulación arduo y largo: “perseveré y fui paciente hasta el final del mismo. Hubo muchos trámites que hacer y puertas que tocar, pero todo salió bien. Solo hay que ser riguroso, constante y ordenado a la hora de postular al intercambio”. Este viaje, que para ella la lleva por primera al viejo continente por primera vez, tiene la curiosidad propia y un profundo compromiso académico con su Facultad y sus futuros colegas. “Mi experiencia académica ha sido muy buena. Me vine de Puerto Montt a estudiar a la capital con 18 años recién cumplidos y el apoyo de mis compañeras de carrera ha sido fundamental hasta el día de hoy. En general me siento muy cómoda y comparto con mucho orgullo los ideales ignacianos”.

La Universidad de Comillas es de la Compañía de Jesús, se fundó en 1890, tiene su sede en Madrid copn su lema: “saber para servir” y como dice su rector Julio Luis Martínez, SJ la institución tiene como parte de su misión estar abiertos a la sociedad; “en las difíciles circunstancias que nos toca vivir, hoy más que nunca, es imprescindible la buena comunicación entre la universidad y la sociedad”.

Daniela parte el 21 de agosto, el aeropuerto de Barajas la recibirá, su nuevo campus también. Además la riqueza arquitectónica de Madrid y sus museos. Por lo pronto, Chile seguirá en el sendo de superar las barreras; mientras ella visitará las grandes obras de Velázquez, Goya, Dalí, Van Gogh y Picasso. Esperamos que en este paseo por el arte, Daniela haga su propio autorretrato educacional.