SERVICIOS UAH

18 de Octubre 2016


Reflexión sobre Identidad y Misión

Con el objetivo de actualizar la política de Identidad y Misión se están desarrollando diversas instancias que congregan a estudiantes, académicos y funcionarios para debatir sobre diferentes aspectos de la identidad universitaria.

19 aniversario uahDurante el segundo semestre de este año, se han realizado siete encuentros con las facultades y unidades centrales de la UAH, con la finalidad de alentar una conversación que ayude a la reflexión sobre la Identidad y la Misión de la UAH como universidad de la Compañía de Jesús. Estas conversaciones van enriqueciendo el trabajo de una comisión que mes a mes, va reflexionando sobre los distintos aspectos de la identidad universitaria. Se espera, como fruto de esta gestión, la elaboración de un documento actualizado sobre la identidad de la UAH que sirva para actualizar la política de Identidad y Misión.

En esta misma línea, el Centro Universitario Ignaciano está realizando talleres dirigidos a estudiantes, académicos y funcionarios, con el objetivo de generar espacios comunitarios donde se pueda conversar y reflexionar sobre nuestra identidad más profunda.

En esta oportunidad, se han inscrito mayoritariamente funcionarios y académicos que han querido discutir y conocer más de nuestro modelo de “hacer universidad” y la contribución que puede tener la Espiritualidad Ignaciana a nuestro proyecto de vida. Actualmente se imparten dos talleres:

1. Lo Hurtadiano de la Universidad: se aborda directamente el tema universitario, y está a cargo de Fernando Montes S.J.

2. Liderazgo Ignaciano en el siglo XXI: la contribución de la perspectiva ignaciana al liderazgo, a cargo del Centro de Espiritualidad Ignaciana.

Extendemos la invitación a participar en los talleresInscripciones

UAH Crece

casa-pasaje-cienfuegosA partir del último trimestre de este año, la Universidad Alberto Hurtado ha comenzado la implementación de un plan de mejoras y ampliación de infraestructura. La primera etapa tiene como objetivo incrementar los espacios destinados al uso de estudiantes de pre y postgrado. Concretamente el plan contempla:

1. Diez nuevas salas de clases en el campus norte junto a las Facultades de Economía y Educación. Son 800 m2 construidos en un nuevo espacio de más de mil m2.

2. Habilitación de la Casa Esperanza con nuevas salas de clases y lugares para la implementación del Plan de Mejoramiento Institucional.

3. Ampliación de patios y lugares de libre circulación en las casas contiguas al pasaje Vicente Huidobro. Son 600 m2 disponibles para estudiantes en el primer piso.

En las siguientes etapas –aún en diseño-, se consideran una serie de mejoras para cada una de las Facultades y nuevos espacios para las unidades centrales, por lo que se recogerán las sugerencias y necesidades de los usuarios.

UAH activa en el debate de la Reforma a la Educación Superior

rector-en-la-camara-de-diputadosDurante el mes de octubre, el rector Eduardo Silva SJ, expuso en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, su visión sobre la Reforma a la Educación Superior. En una serie de entrevistas, artículos y columnas ha insistido en cuatro aspectos fundamentales: una regulación adecuada, el fortalecimiento de la educación pública, el financiamiento de las instituciones y una manera de hacer viable la promesa de gratuidad universal.

1. Frente a la desregulación del sistema y la necesidad de mayor control y fiscalización es fundamental que las regulaciones no sean excesivas –y algunas lo son– y no atenten contra la autonomía de las instituciones.

2. Para fortalecer la educación pública, además de conceder un trato preferencial a las universidades estatales, hay que reconocer la existencia de universidades públicas no estatales. Que lo público no es sinónimo de lo estatal, lo demuestran tanto las universidades tradicionales del G9, como las que naciendo después del año 1981 tienen estándares de calidad e inclusión análogos.

3. Para las universidades de calidad, que se ocupan de la investigación y la producción de otros bienes públicos, además de la docencia, es fundamental que existan otros fondos, basales y concursables. Más aún si son ellas las que por su carácter público e inclusivo se acogerán a la política de gratuidad con aranceles regulados que no cubren esos aportes.

4. Para hacer efectiva la promesa de gratuidad universal son necesarias dos modificaciones. Primero, abandonar la pretensión que todo el gasto privado en Educación Superior sea reemplazado por gasto público. Como la formación de un profesional es un bien para el país y también un beneficio personal, es de justicia que el beneficiado retribuya por la profesión recibida, sea por un impuesto a los graduados o mediante un crédito solidario. Ambos contingentes al ingreso, liberando a los sueldos más bajos y gravando con alguna proporción a los más altos. Segundo, como se trata de una política pública y de la consagración de un derecho, todas las universidades que cumplen con los requisitos para poder recibir estudiantes en gratuidad deben recibirlos: no pueden cerrar sus puertas a alumnos talentosos que el país está financiando. Solo así será posible que universidades de calidad que hoy solo son accesibles para la elite económica, sean lugares de integración e inclusión.