SERVICIOS UAH

Compromiso


Como Universidad no estamos ajenos a las situaciones y temas que conforman la agenda de discusión social y creemos que debemos hacernos parte, de forma responsable, de esta discusión y acontecimientos. Desde hace un tiempo en nuestro país los casos de violencia sexual y de género, han tomado mayor connotación pública y han movilizado a la ciudadanía.

Dicha violencia se produce, entre otras cosas, por la desigualdad estructural, motivaciones de odio, discriminación, temor al otro, teniendo como consecuencia violencia física y simbólica, entre otras expresiones. Esperamos, a través de este compromiso, profundizar el tratamiento de las múltiples causales, desde una perspectiva psicosocial y humana, desde nuestra experiencia como institución y nuestras disciplinas.

Dentro de nuestra Universidad han existido denuncias de discriminación y violencia sexual y de género, de diversa índole y gravedad que han afectado nuestros espacios de convivencia. Hemos recibido denuncias formales, las cuales se han canalizado a través de un procedimiento generado al alero de la Vicerrectorías de Integración, Académica y la Secretaría General, en base a los actuales reglamentos con los que contamos en nuestra institución. A pesar de lo anterior, creemos que dichas herramientas pueden ser mejoradas con el fin de resolver algunos casos de mejor manera. Por esto, reconociendo la existencia de denuncias en redes sociales contra miembros de nuestra comunidad y conscientes de la necesidad de erradicar cualquier tipo de violencia al interior de nuestra institución, ponemos a disposición de la comunidad un procedimiento para contribuir a que las denuncias se hagan de manera formal, dando garantías de justo procedimiento a las partes involucradas. 

Como universidad jesuita somos conscientes de que “la educación de calidad es imprescindible para que las personas sean útiles y productivas para que su trabajo les provea de lo necesario para una vida digna” (Álvarez S.J., s/a: 19) hecho que, según el MINEDUC y otras universidades que se encuentran trabajando temas de género, igualdad y diversidad, se ve afectado debido a la violencia de género, la cual vulnera el derecho a la educación de los y las estudiantes al reproducir espacios de violencia e incomodidad para el desarrollo de sus estudios. 

Además de lo anterior, “el criterio real de evaluación de las universidades de la Compañía radica en lo que los estudiantes lleguen a ser (2000b, 304), es decir, en la calidad humana que alcanza el estudiante, no solo en el campo profesional o intelectual, sino también en el psicológico, moral y espiritual” (Álvarez S.J., s/a: 30). Por tanto, empujar una política institucional que permita concientizar y desnaturalizar la violencia y la discriminación por motivos de sexo y/o género nos permitirá formar mejores personas para su acción transformadora en la sociedad.  

Mirando estos principios, en junio de 2017 se conforma una comisión multiestamental, donde participan académicos, estudiantes y trabajadores, representados en sus correspondientes organizaciones.

Queremos comprometernos con la prevención de la violencia de género, a través de actividades educativas y preventivas orientadas a toda la comunidad universitaria para hacernos cargo de las raíces de los problemas de violencia de género. Además de lo anterior, queremos iniciar un camino contrario a la discriminación por sexo, género, identidad de género u orientación sexual, para lo cual tomaremos medidas iniciales de reconocimiento, sin embargo, sabemos que es una arista que se debe seguir trabajando y profundizando. A nivel reglamentario, establecimos un procedimiento que permite cumplir con cinco principios fundamentales:

  1. La reparación de la víctima y de las relaciones al interior de la comunidad universitaria son el principio de interpretación fundamental. Los demás criterios punitivos, educativos, u otros se encuentran supeditados a esta reparación.
  2. En los casos de denuncia debe estar asegurado el debido proceso para las partes involucradas. 
  3. Al momento de la denuncia se asegura la absoluta confidencialidad de la misma. La publicidad de la sanción se hará en atención al criterio de reparación mencionado anteriormente.
  4. Las denuncias cubiertas por este protocolo son las realizadas por los canales formales estipulados en este compromiso. Las denuncias que no lleguen por estos medios no son abordables por este protocolo. Al mismo tiempo, los actos de represalias contra denunciantes y/o denunciados pueden tener sanciones según las normativas vigentes en la universidad.
  5. El objetivo del documento es generar una política de convivencia sana, por lo tanto, se buscan medidas preventivas y educativas contra actos violentos y/o discriminatorios por motivos de sexo y género. La aplicación de la sanción ha de ser proporcionada y gradual en atención a la gravedad de la falta cometida.

Este procedimiento está abierto a modificaciones y discusión por la comunidad de la Universidad, por lo que significa un primer avance del trabajo que hemos desarrollado para un Compromiso contra la Violencia Sexual y de Género. Esperamos avanzar durante el 2018 en un trabajo conjunto que permita consolidar un compromiso de la comunidad universitaria respecto de la prevención de conductas que ataquen nuestra convivencia institucional, la reparación de las personas afectadas en estos casos en materias académicas, administrativas y psicológicas y el establecimiento de consecuencias en los casos donde proceda según reglamentación interna.

 

Conceptos Claves

En vista de que la temática a abordar por este compromiso es nueva, como estrategia de acción institucional, creímos pertinente ofrecer definiciones de algunos conceptos clave respecto de los temas de la violencia sexual o de género, con el objetivo de generar un marco de referencia común para toda la comunidad universitaria. 

Sexo biológico: “Se refiere a las características genéticas, hormonales, anatómicas y fisiológicas sobre cuya base una persona es clasificada como macho o hembra al nacer” (CIDH, 2015:3).

Género: “Se refiere a las identidades, las funciones y los atributos construidos socialmente de la mujer y el hombre y al significado social y cultural que se atribuye a esas diferencias biológicas” (CEDAW,2010:1).

Orientación sexual: “Es la capacidad de cada persona de sentir una profunda atracción emocional, afectiva y sexual por personas de un género diferente al suyo, o de su mismo género, o de más de un género” (CIDH, 2015:3).

Identidad de género: “Es la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente profundamente, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo” (CIDH, 2015:4).

Expresión de género: “La manifestación externa de los rasgos culturales que permiten identificar a una persona como masculina o femenina conforma a los patrones considerados propios de cada género por una determinada sociedad en un momento histórico determinado” (Alcaráz, 2008:6).

Acoso sexual: “Se denominará acoso u hostigamiento sexual a las insinuaciones sexuales, requerimientos de carácter sexual, y otros actos visuales, verbales o gestos de carácter sexual, no deseados y no consentidos y que afectan la dignidad e integridad de quien las recibe en el marco de su experiencia educativa o laboral. El acoso u hostigamiento sexual, denominado también quid pro quo o de intercambio, ocurre cuando se sugiere explícita o implícitamente que la aceptación o el rechazo de esas acciones tendrá incidencia en decisiones laborales o académicas, o bien cuando la conducta tiene el propósito o el efecto de interferir con el rendimiento académico o laboral de una persona, creando un ambiente intimidante u hostil. No es necesaria una acción sistemática de acoso u hostigamiento ya que una sola acción de gran intensidad puede constituir acoso sexual” (UDP, 2016).

Sexismo: Actitud discriminatoria de quien infravalora a las personas del sexo opuesto o hace distinción de las personas según su sexo.

Violencia de género: “Es un término utilizado para referirse a las violaciones de los derechos humanos fundamentales que perpetúan roles estereotipados por sexo que niegan la dignidad humana y la autodeterminación del individuo y obstaculizan el desarrollo humano.” (ONU, 2003:18).

Violación (Código Penal): “Comete violación el que accede carnalmente, por vía vaginal, anal o bucal, a una persona mayor de catorce años, en alguno de los casos siguientes:

  1. Cuando se usa de fuerza o intimidación.
  2. Cuando la víctima se halla privada de sentido, o cuando se aprovecha su incapacidad para oponerse.
  3. Cuando se abusa de la enajenación o trastorno mental de la víctima” (Artículo 361, Código Penal).

Abuso sexual (Código Penal): “El que abusivamente realizare una acción sexual distinta del acceso carnal con una persona mayor de catorce años, será castigado con presidio menor en su grado máximo, cuando el abuso consistiere en la concurrencia de alguna de las circunstancias enumeradas en el artículo 361” (Artículo 366, Código Penal).

 

Compromisos

Como comunidad nos sentimos comprometidos con lograr hacer de nuestra universidad un espacio seguro para la vida diaria de nuestros estudiantes, académicos y trabajadores. En este sentido, nuestro trabajo se implementará paulatinamente en cuatro áreas fundamentales.

Prevención y Educación: Esperamos abrir espacios de discusión y sensibilización en torno a la violencia o discriminación por motivos de sexo y género al interior de nuestra Universidad, que permitan iniciar un cambio cultural y de convivencia respecto de estos temas con el fin de desnaturalizarlos. 

Este será un eje de trabajo que se desarrollará desde la Vicerrectoría de Integración en alianza con otras unidades de la institución, como la Dirección de Docencia y Pedagogía Universitaria; además, de iniciar un trabajo participativo con centros de estudiantes, directores y coordinadores de carreras y el Sindicato de Trabajadores de la UAH.

Entre sus principales medidas estarán:

  1. Capacitación en temas de género y violencia para académicos, funcionarios y estudiantes, partiendo por direcciones de carrera, coordinaciones académicas y representantes estudiantiles. 
  2. Talleres abiertos, educativos, para estudiantes y la comunidad universitaria en general, los que pueden ser abiertos o focalizados en ciertas carreras o generaciones.
  3. Campañas comunicacionales educativas respecto a sexualidad sana y formativo-preventivas respecto a la violencia o discriminación por motivos de sexo y género.
  4. Análisis sobre temas curriculares, contextos de formación y de interacción en el aula respecto de temas de género y violencia.
  5. Jornadas de reflexión e intervención psicosocial con el objetivo de fortalecer la derivación a mecanismos institucionales como forma adecuada de tratar las problemáticas de violencia sexual y/o de género.

Reparación: Nos comprometemos a realizar nuestro mejor esfuerzo en disponer de herramientas administrativas, de apoyo psicológico y académicas a nivel institucional para reparar el daño sufrido a personas de nuestra comunidad como consecuencia de situaciones que involucren violencia o discriminación y hayan dañado la convivencia en nuestra universidad, así como la integridad física, psicológica o emocional de nuestros miembros. 

En este sentido, contratamos a fines de marzo del 2018 a un profesional con formación y experiencia en temas de violencia y discriminación por motivos de sexo y género, quien trabaja en la Unidad de Participación Estudiantil. Esto, tendrá el objetivo de dar una mejor contención inicial de quienes hayan sentido vulnerados sus derechos o su integridad y, por sobre todo, promover iniciativas educativas y preventivas, implementando talleres al interior de las carreras de nuestra Universidad y de la comunidad en general. Lo anterior deberá permitir la intervención colectiva, individual y especializada en términos de convivencia.

A su vez, a fines de abril se incorporará un psicólogo externo a la Universidad, que pueda apoyar las labores de reparación que lleva a cabo el Centro de Desarrollo Personal en materias de Consejería Psicológica.

Reconocimiento: Proponemos el reconocimiento de la identidad de género de nuestros/as estudiantes, para lo cual Reparación Reconocimiento COMPROMISO INSTITUCIONAL Reglamentaria Prevención y educación implementaremos diversas medidas que vayan en esa dirección, entre las cuales mencionamos: utilizar el nombre social de quienes así lo decidan al momento de generar las listas de los cursos, imprimir la credencial universitaria de la Universidad y el diploma de título, como también promover campañas formativas en estas materias. 

Reglamentaria: La elaboración de un Compromiso contra la Violencia Sexual y/o de Género, implica también la implementación de un procedimiento claro para la realización de denuncias. Modificaremos nuestro Reglamento de Conducta y Convivencia para contextualizar  las faltas relacionadas con la violencia sexual y de género, con el objetivo de, en los casos que sean pertinentes, poder dar todas las garantías de un debido proceso a las partes involucradas. 

Además, en el apartado c) del procedimiento se realizarán sugerencias respecto a algunas acciones que pueden constituir situaciones de riesgo que deben ser evitadas por parte de todos los estamentos.

 

Procedimiento

Las denuncias deben realizarse, de manera formal y por escrito, a Marjorie Cuello (Encargada de Género y Convivencia de la Unidad de Participación Estudiantil (UPE) de la Vicerrectoría de Integración); utilizando, para ello, los canales establecidos para este efecto, de forma personal o a través del correo institucional: generoyconvivencia@uahurtado.cl

Toda denuncia formal debe ser hecha exclusivamente por la parte afectada, a menos que, se denuncie un delito por parte de un testigo directo de los hechos.

Independiente de lo anterior, las denuncias que sean factibles de catalogar como delitos (abuso, violación u otros) deben ser realizadas directamente a la Secretaría General.

Existirá una comisión colegiada, compuesta por la Secretaría General, la Vicerrectoría de Integración, la Vicerrectoría Académica que evaluarán y definirán para cada caso denunciado el curso de acción  institucional aplicable, el cual deberá cumplir con los criterios de confidencialidad, acompañamiento, protección y reparación para quienes estén involucrados.

Como institución resguardaremos la identidad tanto de quienes hacen las denuncias formales, como de los denunciados. Además, procuraremos dar un debido procedimiento a todas las denuncias, ya sea que estas tengan consecuencias sancionatorias o no.

Las partes involucradas tendrán trato preferente y confidencial en el Centro de Desarrollo personal de nuestra institución para su atención psicológica, en caso de que las partes así lo requieran. Para apoyar esta labor se contará con un profesional externo a nuestra Universidad.

Existirán elementos claves en el procedimiento, los cuales serán:

  1. Recepción de la denuncia de manera formal. Esto se realizará a través de la Encargada de Género y Convivencia de la UPE que tendrá esta labor como principal. En caso de reconocer que la denuncia puede ser constitutiva de delito podrá hacerse directamente a la Secretaría General de la Universidad. 
  2. Citación del/la denunciante a reunión para ratificar la denuncia y los hechos contenidos en ella. En esta cita pueden agregarse antecedentes adicionales que puedan aportar al proceso de investigación.
  3. Una comisión colegiada, compuesta por: Dirección de Docencia, Secretaría General, y Encargada de Género y Convivencia, la cual se reunirá y detallará la forma de proceder en los casos que se denuncien a la institución. 
  4. Una vez recepcionada la denuncia, la Encargada de Género y Convivencia deberá citar al/la denunciante en un plazo que no podrá exceder los cinco días hábiles después de realizada la denuncia.
  5. Consejería Psicológica de forma prioritaria a través de un nuevo profesional contratado exclusivamente para esta labor.
  6. Criterios de flexibilidades académicas, las cuales se definirán en conjunto con la Dirección de Docencia, serán implementadas analizando las particularidades de cada caso, y serán informadas para su cumplimiento a las Coordinaciones Académicas.
 
Escenarios y Acciones de la institución

Cada una de las acciones de la Universidad deberá estar respaldada por los marcos legales a los que como institución estamos sometidos.

En caso de hechos que puedan ser constitutivos de delitos:

1. Cuando los hechos ocurren dentro de la Universidad o en una actividad patrocinada por ella.

Si las personas involucradas son ambas miembros de la comunidad: 

Se debe poner a disposición de la justicia y/o Secretaría General los antecedentes. Además, con sujeción a avance del procedimiento penal, se activa proceso por falta del Reglamento de Conducta o RIOHS.

Si la parte denunciante es miembro de nuestra comunidad es una persona externa a la misma:

Se deben poner todos los antecedentes a disposición de la justicia y/o a la Secretaría General. Sin embargo, no hay reglamentos internos aplicables.

Cuando un miembro de nuestra comunidad es denunciado por alguien externo a esta:

Se debe poner a disposición de la justicia y/o Secretaría General los antecedentes. Además, con sujeción a avance de procedimiento penal se activa proceso por falta del Reglamento de Conducta o RIOHS.

2. Cuando los hechos ocurren fuera de la universidad.

Si las personas involucradas son miembros de la comunidad:

Se debe poner a disposición de la justicia y/o Secretaría General los antecedentes. Además, con sujeción a avance de procedimiento penal se activa proceso por falta del Reglamento de Conducta o RIOHS.

Si la parte denunciante es miembro de nuestra comunidad y la parte denunciada es una persona externa a la misma:

Se deben poner todos los antecedentes a disposición de la justicia y/o a la Secretaría General. Sin embargo, no hay reglamentos internos aplicables.

Cuando un miembro de nuestra comunidad es denunciado por alguien externo a esta:

Se deben poner todos los antecedentes a disposición de la justicia y/o a la Secretaría General. Sin embargo, no hay reglamentos internos aplicables.

En caso de hechos que puedan ser constitutivos de Faltas Leves, Graves o Gravísimas consideradas en los Reglamentos correspondientes:

1. Cuando los hechos ocurren dentro de la universidad o en una actividad patrocinada por ella.

Si las personas involucradas son miembros de la comunidad:

Se debe poner a disposición de la Secretaría General los antecedentes, donde se evaluará activar proceso por falta del Reglamento de Conducta o RIOHS.

Si la parte denunciante es miembro de nuestra comunidad y la parte denunciada es una persona externa a la misma: 

No hay reglamentos internos aplicables.

Cuando un miembro de nuestra comunidad es denunciado por alguien externo a esta:

Se debe poner a disposición de la Secretaría General los antecedentes, donde se evaluará activar proceso por falta del Reglamento de Conducta o RIOHS.

2. Cuando los hechos ocurren fuera de la universidad.

Si las personas involucradas son ambas miembros de la comunidad:

Se debe poner a disposición de la Secretaría General los antecedentes, donde se evaluará activar proceso por falta del Reglamento de Conducta o RIOHS, en la medida que los hechos desencadenen problemas de convivencia al interior de nuestra institución.

Si la parte denunciante es miembro de nuestra comunidad y la parte denunciada es una persona externa a la misma:

No hay reglamentos internos aplicables.

Cuando un miembro de nuestra comunidad es denunciado por alguien externo a esta:

Se debe poner a disposición de la Secretaría General los antecedentes, donde se evaluará activar proceso por falta del Reglamento de Conducta o RIOHS, en la medida que los hechos desencadenen problemas de convivencia al interior de nuestra institución, de lo contrario no hay reglamentos internos aplicables.

En todos los casos anteriormente descritos, se mantendrá informada a la dirección de la carrera de pertenencia de el/la denunciante respecto de los procedimiento en curso, a fin de coordinar posibles acciones pertinentes de realizar.

Otras conductas:

Se considerarán algunas conductas que, si bien no son sancionables en base a reglamento, contribuyen a la generación de ambientes de violencia simbólica y psicológica que serán constitutivas de rechazo por parte de la comunidad de la Universidad. Dentro de estas conductas encontraremos:

  1. Utilización de estereotipos o ejemplos de carácter sexual o discriminatorio hacia un género en particular o en base a la orientación sexual o identidad de género de los estudiantes y/o trabajadores. 
  2. Uso de lenguaje sexista y discriminatorio en salas de clases. 

A su vez, creemos relevante hacer énfasis en algunas conductas de riesgo o de confusión que pueden ser interpretables respecto de la sana relación entre personas de la misma comunidad. En base a esto recomendamos:

  1. La toma de evaluaciones debe realizarse única y exclusivamente en el espacio universitario.
  2. Las clases recuperativas o evaluaciones que se realicen en un horario distinto al de clases deben ser informadas a la coordinación académica de carrera.
 
Referencias

Alcaráz, A & Alcaráz, R (2008) El derecho a la no discriminación por identidad y expresión de género. Consultado el 26 de febrero de 2007. [Disponible en: http://www.conapred.org.mx/documentos_cedoc/Derecho%20No%20discriminacion%20identidad%20%20sexogenerica.pdf]

CIDH (2015). Orientación sexual, identidad de género y expresión de género: Algunos términos y estándares relevantes. Santiago.

Código Penal, República de Chile.

Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (2010). Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Sistema de Naciones Unidas de Panamá.

ONU (2003). La participación y el acceso de la mujer a los medios de difusión y las tecnologías de la información y las comunicaciones y sus repercusiones en el adelanto y la potenciación del papel de la mujer, así como su utilización a tal efecto.

United Nations High Commissioner for Refugees (2003). Sexual and Gender-Based Violence against Refugees, Returnees and Internally Displaced Persons: Guidelines for Prevention and Response. Consultado el 17 de enero de 2018. [Disponible en: http://www.unhcr.org/3f696bcc4.pdf ]

Universidad Diego Portales (2017). Política de Prevención y sanción contra Acciones de Violencia Sexual. Santiago.