SERVICIOS UAH

5 de Marzo 2014


Académica de la UAH asume como Subsecretaria de Cultura

Entre los nuevos desafíos de Lilia Concha, actual Directora de la Escuela de Educación, se encuentran promover el desarrollo de manifestaciones artístico culturales a nivel nacional, poniendo énfasis en la conservación, incremento y difusión del patrimonio cultural de Chile.

A partir del 11 de marzo, la actual Directora de la Escuela de Educación de la UAH, Lilia Concha Carreño, asumirá el cargo de Subdirectora del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), según informó hace algunas semanas el futuro vocero de gobierno, Alvaro Elizalde.

Dentro de las funciones que la nueva autoridad deberá desempeñar, junto a la futura Ministra Presidenta del CNCA, Claudia Barattini, se encuentran apoyar el desarrollo de las artes y la difusión de la cultura, contribuyendo a conservar, incrementar y garantizar el acceso público al patrimonio cultural de Chile, promoviendo la participación ciudadana en la vida cultural del país.

Profesora de Educación Diferencial, especialista en trastornos de aprendizaje, deficiencia mental y lenguaje de la Universidad Católica Raúl Silva Henríquez y Magíster en Educación Especial de la Universidad Católica de Chile, Lilia Concha se desempeñó entre 2006 y 2010 como Coordinadora Nacional de Educación Básica del Ministerio de Educación.

Además ha trabajado en el área de docencia en la Universidad del Pacífico en las carreras de Educación Parvularia y Educación General Básica; Universidad Alberto Hurtado en curso para diplomado y capacitación de profesores consultores de la estrategia LEM en didáctica del lenguaje en primer ciclo básico y en la Vicaría para la Educación en asesoría y capacitación en el área didáctica del Lenguaje y la Comunicación.

Consultada sobre los énfasis que buscará aplicar a su trabajo en el CNCA, destacó la necesidad fundamental de fortalecer el vinculo entre cultura y educación. “La escuela debe ser el espacio optimo para fomentar el desarrollo del concepto de ente cultural, entendiendo que desde la cuna los miembros de una sociedad tienen derecho pleno al goce y la participación activa en la vida artística y cultural de un pueblo”.

En relación al papel que le corresponde al Estado en materia de difusión cultural, la especialista en didáctica del lenguaje, alfabetización y literacidad inicial, destacó que éste debe garantizar el acceso pleno a los bienes culturales, el fomento de la lectura y la participación activa en los proceso creativos. “En una sociedad democrática, el acceso a la cultura debiera ser un derecho, por eso es necesario revisar el rol que el mercado juega en materia cultural y cuál es la función social que debe cumplir el arte y la cultura dentro de una comunidad”.