Los desafíos que la inmigración le presenta al sistema escolar chileno

La columna de las académicas del Departamento de Sociología UAH Carolina Stefoni y Andrea Riedemann, fue publicada por el diario La Segunda.

24 Marzo, 2016

Desde mediados de los noventa Chile experimenta un incremento paulatino en el número de inmigrantes. Con el tiempo, y sorteando numerosas dificultades, la inserción laboral y social ha permitido poner en marcha procesos de reunificación familiar: crecientemente están migrando miembros de las familias que en un principio se habían quedado en los países de origen, para iniciar como grupo familiar una nueva etapa del proyecto migratorio. En la actualidad, cerca del 1% de la matrícula total en las escuelas chilenas es extranjera. Esa cifra aún está muy lejos de la que ostentan otros países de la OCDE, donde el porcentaje de alumnos inmigrantes está cerca del 10%. En comparación, la realidad de niños y niñas inmigrantes en las escuelas chilenas podría parecer entonces irrelevante, pero lo cierto es que existen múltiples indicios para afirmar que su llegada ya está desafiando al sistema escolar chileno en varias dimensiones.

Es probable que el porcentaje de escolares inmigrantes – y sobre todo latinoamericanos y caribeños – siga en aumento, por lo que es pertinente comenzar a reflexionar y debatir sobre este tema. La experiencia de aquellos países que llevan más tiempo que Chile enfrentados al fenómeno migratorio (por ejemplo Estados Unidos, Canadá, varios países de Europa y de Oceanía) muestran que la respuesta preferente a la diversidad creciente en el alumnado es la transición hacia una escuela intercultural.

Ver columna completa