SERVICIOS UAH

Acompañamiento


¿De qué hablar?

Ya que Dios está presente en toda tu vida, cualquier cosa que te afecte es tópico de conversación. Puedes hablar sobre:
  • Tu vida de oración mental
  • Tu método de oración
  • Tu vida sacramental
  • Tú lucha por vivir como cristiano en el mundo de hoy
  • Tus esfuerzos por compartir tu fe con aquellos que te rodean
  • Tu vida apostólica
  • O simplemente puedes compartir tus alegrías y tus tristezas
 

Acompañamiento ignaciano

Después de experimentar unos Ejercicios Espirituales, con mucha frecuencia se siente el deseo de compartir las experiencias del fin de semana, de crecer espiritualmente, o de profundizar en algunos aspectos de la Espiritualidad Ignaciana. Esto puede ser materia de conversación en una sesión de Acompañamiento Espiritual.  

¿Dónde buscar?

¿Dónde puedes encontrar un acompañante espiritual? Debes hacer una cuidadosa búsqueda antes de elegirlo. Después de todo, estás buscando a una persona a la que vas a abrir tu corazón con toda confianza. Aquí en el Centro de Espiritualidad Ignaciana hay sacerdotes, laicos y laicas que están preparados para ayudarte a profundizar tu relación con Dios. Puedes llamar a la oficina y dejar un mensaje para Rosita de la Torre o Bertha Arias.   Razones para buscar acompañamiento espiritual AZONES PARA BUSCAR ACOMPAÑAMIENTO ESPIRITUAL
  • Mejorar la vida de oración mental
  • Continuar la vivencia de los EE
  • Crecer en la relación con Dios
  • Identificar experiencias de Dios
  • Integrar a Dios en la vida
  • Discernir y tomar decisiones
 

¿Qué es el acompañamiento espiritual?

El Acompañamiento Espiritual ha sido parte de la tradición cristiana por siglos. Hoy en día se refiere a un trato frecuente entre un acompañante espiritual y un acompañado, o sea, una persona que quiera mejorar su vida espiritual y profundizar su relación con Dios. La persona que busca esta ayuda desea crecer en su habilidad de discernir y responder a la presencia y acción de Dios en su vida.   El Acompañamiento Espiritual fomenta la comunicación entre el Creador y la criatura, o sea, entre Dios y el acompañado. El acompañante es sólo un instrumento de Dios en ese proceso.  

¿Qué sucede?

La persona se reúne con el acompañante periódicamente, por lo regular una vez al mes. El enfoque de la conversación se centra principalmente en la relación del acompañado con Dios, enfatizando su presencia en todas las áreas de la vida. Habrá campos de la vida del acompañado en que la presencia de Dios será más evidente, y el acompañante le ayudará a encontrar ese momento sagrado, o esa semilla de Dios, presentes en cualquier experiencia de la vida. Las conversaciones entre el acompañante y el acompañado son estrictamente confidenciales y se guardan con profunda reverencia. Encontrar a Dios en Todas Las Cosas. Si deseas más información escríbenos a cuignaciano@uahurtado.cl