SERVICIOS UAH

27 de abril 2018


Ética, periodismo e investigación

La Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) conversó con los alumnos de periodismo de la Universidad Alberto Hurtado para presentar la sexta edición del Premio Gabo de Periodismo 2018.

A sala llena y con la presencia total de alumnos, ex alumnos y periodistas se dio el vamos al conversatorio sobre ética, investigación y periodismo que contaba con destacados invitados del FNPI, y que sirvió como una perfecta excusa para incentivar la participación de escritores, periodistas y audiovisuales locales en el Premio Gabo de periodismo 2018.

Con la presencia de Jaime Abello Banfi, Presidente de la Fundación García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), Carlos Dada, director y fundador de la revista digital salvadoreña El Faro, y premio FNPI y Cabot de Columbia; Mónica González, directora de CIPER y miembro del directorio de la FNPI y Juan Cristóbal Peña, director del Departamento de Periodismo UAH y ganador del Premio Gabo FNPI, se dio el puntapié inicial a la sexta edición del certamen iberoamericano.

Además, la instancia sirvió como antesala para la 15° edición del Premio Periodismo de Excelencia creado por la Escuela de Periodismo de la Universidad Alberto Hurtado. Este año, los ganadores del premio, que destaca lo mejor del periodismo chileno, serán invitados a participar y exponer en la próxima versión del Festival Gabriel García Márquez de Periodismo que se desarrollará del 3 al 5 de octubre en Medellín.

El director de la escuela, Juan Cristóbal Peña, expresó que  “considerando que el Premio Periodismo de Excelencia a partir de este año tiene una alianza con el FNPI es de la máxima importancia y valor porque se trata del encuentro más importante de periodismo no solo de habla hispana/portuguesa, sino también de la reunión de los más destacados narradores y escritores hispanoamericanos. Esto significa proyectar el periodismo chileno y situarlo en un lugar internacional”.

Además agregó que “creo que este hito, que coincide con los 15 años del premio habla de la madurez, de la evolución que ha tenido y también del reconocimiento ya no solo nacional como el certamen más relevante del periodismo orientado a reconocer el valor, la honestidad y la calidad narrativa sino que también es destacarlo a nivel hispanoamericano”.

Sobre la alianza entre la escuela de periodismo de la UAH y el FNPI, Jaime Abello señaló que “como fundación estamos felices de establecer esta colaboración con el prestigioso Premio Periodismo de Excelencia de la Universidad Alberto Hurtado de Chile y de que sus ganadores participen en nuestro Festival Gabo de periodismo en Medellín”.

La destacada periodista chilena Mónica González también opinó sobre la importancia de este premio y que este sea presentado a los alumnos de la universidad. “Me encanta que tengan este estímulo para mirar el festival de Medellín y lo que hace la fundación como la posibilidad de estrecharnos las manos porque somos parte de un barrio que está en peligro por la corrupción, la injusticia, el narcotráfico y tantos otros problemas. Porque somos parte de esta familia de periodistas”.

Por último, al concluir la charla, los periodistas invitados hablaron sobre las facultades que tenían que tener hoy los periodistas.

El reportero salvadoreño Carlos Dada, dejó un interesante cuestionamiento a la audiencia. “¿Qué deben tener los periodistas hoy? Creo que se necesitan tres cosas fundamentales: curiosidad, que no se les olvide nunca que este es un oficio intelectual, la capacidad de indignación y la esperanza de que el trabajo que hacemos día a día sirve para algo”, expresó el fundador de El Faro.

“La virtud que yo pido es honestidad, honestidad para entender que en esta profesión hay que estudiar, solo estudiar. Ser capaces de conocer el sistema y apropiarse del sistema. Esa es la única forma de hacer buen periodismo: serio, riguroso. No somos nerds, nosotros estudiamos para que nadie venga a decirnos que lo que estamos diciendo no es verdad. Pido honestidad para decir ‘no sé’ y estrecharnos las manos y trabajar como equipo”, concluyó Mónica González ante un aplauso cerrado de la sala.