SERVICIOS UAH

6 de julio 2018


Haitianos se graduaron de los cursos de español de la UAH

Desde el año 2015 que el Centro Universitario Ignaciano (CUI), en conjunto con la Facultad de Educación de la UAH, el colegio San Alberto Hurtado de Estación Central y la Pastorale Haitienne de la Parroquia de la Santa Cruz, implementaron el proyecto Zanmi, un curso de español para la población haitiana, que hoy está en su quinta versión y tiene estatus de Optativo de Formación Teológica (OFT) en la UAH, con 10 créditos dentro del pregrado.

Por Nicolás Espinoza Riquelme

“Migrar es un derecho humano. Muchos de ustedes han llegado a Chile por razones familiares, sociales o políticas, buscando una mejor calidad de vida”. Con esas potentes palabras, a cargo de Andrea Espinoza, comenzó la ceremonia de graduación de los cursos de español para haitianos del primer semestre de la Universidad Alberto Hurtado (UAH). En una lluviosa noche, el Aula Magna de la UAH cobijó a los 80 estudiantes haitianos finalizaron sus estudios de español este primer semestre, y que avanzaron a un nuevo nivel del curso.

Desde el año 2015 que el Centro Universitario Ignaciano (CUI), en conjunto con la Facultad de Educación de la UAH, el colegio San Alberto Hurtado de Estación Central y la Pastorale Haitienne de la Parroquia de la Santa Cruz, implementaron el proyecto Zanmi, un curso de español para la población haitiana, que hoy está en su quinta versión y tiene estatus de Optativo de Formación Teológica (OFT) en la UAH, con 10 créditos dentro del pregrado.

Los cursos duran seis meses, están organizados por nivel y a cargo de dos universitarios que enseñan a grupos de diez personas. A los haitianos se les divide dependiendo de cuantas palabras saben. En esta versión, los niveles se dividieron en cuatro: elemental, básico, intermedio y avanzado. Cada nivel está a cargo de dos estudiantes UAH, quienes de forma voluntaria se hacen cargo de un grupo, acompañándolos en su proceso educativo durante el semestre.

Uno de los principales problemas que tienen los migrantes haitianos en nuestro país es la barrera del idioma. Estadísticas del Ministerio del Interior, del año 2017, revelan que la comunidad haitiana es la sexta nacionalidad extranjera con mayor presencia en Chile, con más de 1 millón 100 personas. Debido a lo anterior es que el curso de español para haitianos es una preciada herramienta que ayuda a la inclusión y reafirma el compromiso que tiene la UAH en la construcción de una sociedad que no discriminadora.  

Para Altiror Alcius, que lleva un año en Chile, participar del curso fue muy valioso. Pese a aún no acostumbrarse al frío, Altiror es uno de los estudiantes que tiene mejor manejo del español, y sueña en el futuro con estudiar Derecho en la Universidad Alberto Hurtado y especializarse en derecho migratorio. “El curso de español es muy importante para nosotros los migrantes que llegamos a Chile, porque cuando llegamos no teníamos conocimiento sobre el idioma”, dice Altiror. Y agrega: “Los chilenos hablan muy rápido, por eso yo hice mucha experiencia al entender lo que dicen mis profesores”.

La entrada en vigencia del proyecto de ley de Migraciones del actual gobierno,  que establece un límite de tiempo para permanecer en nuestro país para ciudadanos haitianos, ha sido un tema importante para los miembros del proyecto.

Constanza Solís, estudiante de Derecho UAH, sintetiza su paso por Zanmi como una gran experiencia, la cual le ha permitido conocer la realidad y el sufrimiento que viven miles de haitianos en nuestro país. “Tuvimos un gran trabajo para informar a todos los alumnos, generando operativos para que nuestros estudiantes no se vieran perjudicados, y creo que esas cosas son trascendentales que van más allá de enseñar un idioma”, mencionó respecto al tema del proyecto de Migraciones.

“El fenómeno migratorio no se va a detener por las medidas del Gobierno. Lo que tratamos de hacer con las clases de español, es que cada uno y cada una de las personas que participan sean dueños y dueñas de su destino para poder construir un mundo mejor todos juntos y caminando juntos”, comentó una vez finalizada la ceremonia Rubén Morgado S.J., director del Centro Universitario Ignaciano (CUI), sobre los motivos por los que realizan este proyecto.

María Elena Tobar, profesora a cargo del curso, destacó el compromiso de parte de los estudiantes UAH con su labor como docentes y destacó a Zanmi como un proyecto que busca ir derribando prejuicios y estereotipos hacia los migrantes.  Ha sido un semestre súper intenso. A pesar de tener un tiempo de movilizaciones, las y los estudiantes de la UAH estuvieron siempre realizando las clases y eso lo valoramos mucho. Ha sido una experiencia muy bonita. Los estudiantes han estado muy comprometidos, lo cual permitió que se generara un vínculo profundo, un encuentro dentro de la diversidad. Por otra parte, también se dio un proceso relevante de ir sacando los prejuicios e ir rompiendo estereotipos”.