SERVICIOS UAH

19 de Agosto 2015


Diversidad familiar

Según indica la investigadora Francisca Ortiz la gente tiene muy interiorizado que sus familias no son necesariamente papá, mamá e hijos, ni las personas con quiénes viven. De hecho algunos consideran a sus amigos y a sus mascotas como parte de su familia. Sin embargo, la institucionalidad no reconoce esa diversidad.

Francisca Ortiz, investigadora del Centro de Investigaciones Socioculturales CISOC

“En la constitución se utiliza mucho el concepto de familia como una pareja heterosexual, madre, padre que tienen hijos, un núcleo familiar súper bien compuesto sin ningún otro tipo de vínculos, pero la realidad no tiene mucho que ver con eso”, señala la investigadora del Centro de Investigaciones Socioculturales de la UAH, Francisca Ortiz.

Así lo revela el estudio “Las familias en Chile: el trabajo de parentesco y la generación de constelaciones familiares” Fondecyt de Iniciación N° 1121245, realizado por Herminia Gonzálvez Torralbo (Investigadora principal), Francisca Ortiz (Investigadora asistente y Tesista de Posgrado) y Sofía Larrazabal (Asistente de Investigación).

A partir de esta investigación surgió la columna “La Familia en la legislación chilena: ¿de qué familia estamos hablando?” en la que la socióloga Francisca Ortiz cuestiona la legislación de nuestro país y su sesgo conservador y católico.

En el estudio sobre las familias en Chile, realizado durante 2013 y 2014 a personas de diversos estratos económicos y situación familiar, se preguntó a cada entrevistado por los integrantes de su familia. Según indica la investigadora Francisca Ortiz la gente tiene muy interiorizado que sus familias no son necesariamente papá, mamá e hijos, ni las personas con quiénes viven. De hecho algunos mencionaban a sus amigos y a sus mascotas como parte de su familia. Sin embargo, la institucionalidad no reconoce esa diversidad.

“Creo que lo primero que debería empezar a considerarse es una definición más amplia de familia en donde no sólo están estas personas casi como un cuadro perfecto de 4 personas, idealmente un hijo y una hija, sino considerar a la familia también a los integrantes del nuevo acuerdo de vida en pareja. En segundo lugar hay que modificar la legislación, debería haber una modificación a la constitución, que tiene una gran inspiración católica y conservadora que hoy no se puede aplicar a todos los chilenos, eso ha ido cambiando y la legislación también debe ir cambiando”, señaló.

Aportar al reconocimiento de los distintos tipos de familia

Además de la ley de Unión Civil, promulgada en abril de este año por la Presienta Bachelet, existen diversas iniciativas que buscan reconocer la diversidad familiar.

Un ejemplo que no estuvo exento de polémica fue la publicación del cuento Nicolás tiene dos papás, impulsado por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), financiado por la Unión Europea y por la Embajada del Reino de los Países Bajos en Chile y apoyado por la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji). “Ese cuento lo encuentro genial. Ese tipo de iniciativas debería ser mucho más fomentadas y difundidas, cuando salió hubo toda una polémica de si debía ser difundida o no, eso en realidad ni siquiera se debería cuestionar. Existen libros de distintos tipos que dan cuenta de la diversidad que existe ¿Por qué no puede haber un cuento con ese tema?”, comenta la profesional.

Entre otras iniciativas que ayuden a difundir la diversidad de familias que hay en nuestra sociedad, Francisca Ortiz destaca la necesidad de contar con estadísticas de género que permitan desarrollar políticas públicas. “En el censo se pregunta muy poco, se pregunta con quién vive el encuestado. Se podría preguntar un poco más de detalle, un poco más de las relaciones familiares, se pregunta mucho sobre el nivel socioeconómico y lo material, pero faltan estadísticas sobre las relaciones”.