SERVICIOS UAH

7 de Septiembre 2015


Lenguas muertas

“…en una época en que los progresismos (de izquierda, de centro o de derecha) parecen no tolerar ningún roce con la finitud humana, nos parece buena idea promover el estudio de una de las pocas disciplinas capaces de hacernos sensibles a la fragilidad de la historia y a la caducidad de los mundos”, afirmaron los académicos Juan Manuel Garrido y Eduardo Molina del Departamento de Filosofía de la Universidad Alberto Hurtado en una columna publicada por el diario El Mercurio. Revisa el texto completo

Salvo muy contadas excepciones, las lenguas clásicas han dejado de enseñarse en nuestras escuelas y universidades, y allí donde se las enseña, lo frecuente es ofrecerlas como cursos optativos o complementarios, política que condena a muerte a las disciplinas que son áridas y difíciles. Una suerte parecida están teniendo crecientemente en nuestro medio la historia o la literatura antigua y en general todo lo que tiene que ver con el conocimiento universal.

Existen muchas razones para dejar morir disciplinas. La escuela debe concentrarse en el desarrollo de habilidades y la universidad -en particular una tan profesionalizante como la nuestra- es absorbida por la asimilación de nuevos conocimientos y tecnologías, cuando no simplemente por un trabajo de nivelación de los estudiantes que ingresan a ella. La necesidad de actualizar los programas de estudio, qué duda cabe, es una razón de peso para relegar a un segundo plano áreas tradicionalmente enseñadas.

Revisa el texto completo