SERVICIOS UAH

3 de Noviembre 2016


Claves para mejorar la docencia y el acompañamiento a los estudiantes en su primer año universitario

Durante su estadía en la Universidad Alberto Hurtado, en el marco del Proyecto de Mejoramiento Institucional (PMI UAH 1501) “Innovación Académica Profesionales Integrales”, Phillipe Parmentier se reunió con académicos y autoridades y realizó diversos talleres y conferencias sobre mejoramiento de la calidad de la educación.

Phillipe Parmentier, director de "Administration de l'enseignement et de la formation" ADEF, de la Universidad de Lovaina, Bélgica.

Phillipe Parmentier, director de “Administration de l’enseignement et de la formation” ADEF, de la Universidad de Lovaina, Bélgica.

Entre las actividades más destacadas el jueves 27 de octubre el director de “Administration de l’enseignement et de la formation” ADEF, de la Universidad de Lovaina, Bélgica, dictó la charla “Estrategias para la Formación Docente” dirigida a académicos de planta y colaboradores de la UAH. En el encuentro Parmentier presentó las principales líneas desarrolladas en su universidad para acompañar y potenciar la formación docente tales como actividades de bienvenida con las autoridades universitarias, talleres de formación para los académicos nuevos, tutorías entre pares, amplia oferta de programas de formación pedagógica, fondos concursables para proyectos innovadores, entre otros.

“Hace veinte años nuestra formación se orientaba a una persona, hoy ofrecemos una formación colectiva, ya no nos dirigimos a un individuo sino a un grupo. Trabajamos con el personal académico, pero también con todos los actores que interactúan con el estudiante”, afirmó basado en sus años de experiencia en la formación de nuevos docentes en la Universidad de Lovaina (UCL) que cada año recibe entre 800 y 900 nuevos académicos.

Cuando los docentes ingresan a la UCL acceden a una amplia oferta de cursos de formación disponibles en su página web entre los que pueden elegir los que más les interesen. “Hay talleres muy concretos sobre uso de la voz, sobre la primera hora de clases, cómo estructurar un curso, etc. Hay muchas posibilidades y cada docente puede tomar el taller que más le interese y le permita progresar en su práctica pedagógica”.

formacion-docenteEntre los aspectos más relevantes destacó la necesidad de valorar el compromiso pedagógico y reconocer el tiempo y esfuerzo dedicado a la formación pedagógica. “Sabemos que los académicos jóvenes valoran recibir apoyo pedagógico en sus primeros años de trabajo y también que aquellos que reciben ayuda tienen mayores progresos que los que no la reciben. Hoy tenemos varios decanos que son parte de las primeras generaciones que completaron el ciclo completo de formación docente que comenzamos hace 20 años…” explicó.

El primer año en la universidad: Una etapa de transición e incertidumbres

En una segunda conferencia, realizada el miércoles 2 de noviembre, Phillipe Parmentier abordó los desafíos del primer año universitario y destacó algunos elementos que contribuyen al éxito en esta etapa que denominó como “De transición entre la educación secundaria y la enseñanza universitaria”.

Aunque puede parecer muy distinta, la realidad de los estudiantes de primer año de la Universidad Católica de Lovaina no es tan diferente a la de los universitarios chilenos. En Bélgica no existe una prueba de selección y todos quienes culminan su enseñanza secundaria pueden ingresar a la universidad, pero la tasa de aprobación del primer año no supera el 39%. Para enfrentar este bajo porcentaje y evitar la deserción la UCL ha desarrollado una serie de medidas de apoyo y acompañamiento para los nuevos estudiantes.

“El éxito comienza mucho antes del inicio de los estudios universitarios. Es un proceso personal que comienza un año o dos antes de ingresar a la universidad. Es importante elegir bien la carrera, por eso hemos decidido acompañar a los estudiantes antes de decidir qué estudiar…”, explicó.

“La enseñanza secundaria debe preparar a sus alumnos para la universidad, deben verlo como parte de su misión”, destacó como una de las claves para una exitosa transición entre la enseñanza escolar y la universitaria.

También se refirió a que la universidad debe tener entre sus objetivos principales acompañar y apoyar a los nuevos estudiantes, desarrollando distintas acciones de apoyo pedagógico desde el diagnóstico, a la remediación y evaluación de sus aprendizajes de forma periódica.

Entre otras medidas el especialista mencionó el desarrollo de herramientas de diagnóstico personalizadas y contextualizadas, la aplicación de encuestas acerca de los dispositivos de ayuda y su eficacia y la adaptación de los métodos de enseñanza y evaluación. “Somos responsables de todos los estudiantes que aceptamos y debemos entregar condiciones para el éxito. Una vez diseñamos un afiche que invitaba a los alumnos a pedir ayuda si lo necesitaban, decía algo así como: “Todos los que pidieron apoyo lo obtuvieron, así que no dudes en solicitarlo…”