Con charla de Ministro de Transportes culmina diplomado sobre RSE

En la ocasión Pedro Pablo Errázuriz se refirió al rol de guía y fiscalizador que debe jugar el Estado, pero destacó que son las empresas las que deben hacer las cosas bien y de cara a la comunidad.

29 Noviembre, 2011

“El rol de las empresas es oír mucho más a la comunidad, no sólo a sus clientes, para hacer las cosas bien”, señaló el Ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Pedro Pablo Errázuriz, durante una reciente visita la Universidad Alberto Hurtado.

El Secretario de Estado hizo esta afirmación durante su intervención en la jornada de clausura del Diplomado Estrategias de Gestión de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) ofrecido por la Facultad de Economía y Negocios de la UAH.

En la ocasión Errázuriz expuso algunos ejemplos de RSE en empresas como la sanitaria Essbio, de la cual fue Presidente Ejecutivo, y destacó el rol del Estado en esta materia. “El tema de la responsabilidad social está en el eje de los desafíos del Estado, quien tiene que velar por los más necesitados. Sin embargo, la responsabilidad social empresarial es un tema del que deben hacerse cargo las propias empresas. El Estado puede ser un guía y fiscalizador, pero es la empresa la que tiene que tomar la iniciativa y hacer las cosas bien, de cara a la comunidad y el entorno”, afirmó.

Junto a la autoridad de gobierno, participaron en el encuentro Ximena Abogabir, académica del diplomado y Presidenta Ejecutiva de la Fundación Casa de la Paz, y el rector de la UAH, Fernando Montes S.J. Este último destacó la importancia de la empresa como un eje del desarrollo nacional, pero también puso el acento en lo que realmente debe considerarse como RSE. “El concepto de responsabilidad social es un tema que va más allá del marketing y la buena imagen. La RSE obliga a una relación interna nueva en la empresa, a una relación nueva con el mundo exterior y de alguna manera, con el ordenamiento social. Esto supone pensar a fondo éticamente el rol del empresario y la empresa”.

Centrado en el análisis de la adhesión masiva de grandes instituciones a las prácticas de responsabilidad social, el Diplomado Estrategias de Gestión de Responsabilidad Social Empresarial, tiene como objetivo ayudar a comprender estratégicamente  el concepto de RSE, logrando conjugar la creación de valor económico con el comportamiento ético de las empresas y sus miembros.

Según uno de sus directores, Javier Zulueta, cada vez es más el interés por estudiar materias relacionadas con RSE, debido a la creciente conciencia social de empresarios y ciudadanos, pero también por la creciente presión social sobre las empresas. “Estamos en una sociedad más desarrollada, con mayores niveles de educación, lo que ha permitido que la ciudadanía se haga protagonista de mayores exigencias hacia los distintos estamentos sociales. Y en un contexto como éste, una empresa que no hace bien las cosas es una empresa que está destinada al fracaso”, destacó el ingeniero comercial y Master en Responsabilidad Social Corporativa de la Universitat de Barcelona.