SERVICIOS UAH

23 de Agosto 2013


Destacando la visión Humanista y Cristiana, la UAH celebró el Día de la Solidaridad

Con una misa institucional, a la que asistieron autoridades, académicos y alumnos, la Universidad Alberto Hurtado conmemoró el Día de la Solidaridad que se celebró el 18 de agosto en todo el país.

Con la presencia del Rector de la UAH, Fernando Montes, del Prorrector, Jorge Larraín, del Vicerrector de Integración y Relaciones Universitarias, Fernando Verdugo, y de decanos, académicos, funcionarios y alumnos; la UAH recordó el aniversario del fallecimiento de San Alberto Hurtado, evocando su visión humanista y cristiana, desarrollada en su libro “Humanismo social” publicado en 1947.

El sacerdote José Francisco Yuraszeck, quien presidió la ceremonia, destacó la importancia del Sentido Social desarrollada por el Padre Hurtado: “El sentido social es aquella cualidad que nos mueve a interesarnos por los demás, a ayudarlos en sus necesidades, a cuidar de los intereses comunes. Si ensayamos una definición más cabal, podemos decir que es aquella aptitud para percibir y ejecutar prontamente, como por instinto, en las situaciones concretas en que nos encontramos, aquello que sirve mejor al bien común”.

Yuraszeck, Director del Centro Universitario Ignaciano (CUI), aprovechó la ocasión para resaltar también la importancia del Sentido de Responsabilidad, ante todo con el cumplir con la palabra empeñada, e insistió largamente en que es necesario desarrollar el Sentido del Escándalo: “La meditación, la oración, la educación deberían mantenernos con los ojos siempre abiertos al dolor humano, con el corazón adolorido por sus sufrimientos y con la conciencia que rectifica en cada circunstancia los criterios que la masa horriblemente niveladora trata de imponer como criterios de mundo, como lo que todos aceptan, como lo inevitable. El sentido del escándalo nos mantendrá en permanente protesta contra el mal”

En la liturgia, el sacerdote recordó que los movimientos sociales de los últimos años han despertado estos sentidos y llamó a que universitarios y académicos, trabajen con ellos movilizando así las fuerzas para hacer de Chile y el mundo un lugar más alegre, donde todos puedan sentirse verdaderamente acogidos, reconocidos, cobijados, plenos y felices. Recordando que, en palabras de Alberto Hurtado, “el universitario es el obrero intelectual de un mundo mejor”.