SERVICIOS UAH

30 de mayo 2019


Bibliotecas Humanas: Se consultan a personas, en lugar de libros

Las Bibliotecas Humanas ponen en el centro a una persona dispuesta a interactuar con quien se interese saber su historia. Como un libro abierto, los protagonistas pueden ser desde ex combatientes, migrantes, artistas o líderes sociales. Tendencia mundial que llega a la Universidad Alberto Hurtado el próximo 6 de junio con tres destacados invitados: la poeta Anaís Luâ, el caricaturista Fyto Manga y la artista visual Natalia Ortíz.

Mariana Vadell y Vanessa Véliz, la dupla de primer año de la carrera de Gestión de la Información, Bibliotecología y Archivística que trae a la Universidad Alberto Hurtado la primera Biblioteca Humana el próximo 6 de junio.

Por Carmen Sepúlveda

Como si sus vidas fueran un libro abierto. Es lo que mueve a  cientos de personas que cuentan su historia en las llamadas Bibliotecas Humanas, instancias de cercanía y conversación que han alcanzado gran popularidad en el mundo, porque parten de la premisa de que los expositores, lejos de dar una cátedra distanciada de los asistentes, toman la posición de libros humanos, y comparten experiencias tanto personales como profesionales con un relato único.

A la Universidad Alberto Hurtado llega por iniciativa del ramo Fomento Lector del área de Aprendizaje y Servicio con las alumnas de primer año de la carrera de Gestión de Información, Bibliotecología y Archivística, Vanessa Véliz y Mariana Vadell. Ambas propusieron el diseño de “Bibliotecas humanas: Memorias literarias”, con tres invitados del mundo de la literatura.

La dupla de Fomento Lector

Mariana Vadell es Licenciada en Arte de la P. Universidad Católica y estudia primer año de Gestión de Información, Bibliotecología y Archivística en la UAH. Como una de las organizadoras cuenta que el modelo de Bibliotecas Humanas surge como una evolución de las bibliotecas públicas, donde cada vez se consultan menos libros: “Las bibliotecas humanas funcionan de una forma bien particular: tú vas a una biblioteca y en vez de que te presten un ejemplar te recomiendan a una persona, eso lo hace diferente. En los últimos años se ha utilizado con temas como la migración, políticas de género, tesoros humanos, escritores y artesanos y en esta oportunidad, invitamos a artistas para que nos cuenten sobre la pasión que los mueve”, dice.

Anaís Luâ: poeta y violonchelista.

La alumna Vanessa Véliz, titulada de Pedagogía en Inglés de la Universidad de La Serena y ahora también iniciando el primer año en Gestión de Información, Bibliotecología y Archivística en la Universidad Alberto Hurtado, explica que eligieron a jóvenes del mundo literario porque el ramo de Aprendizaje y Servicio es de Fomento Lector. “Nos interesa que los invitados generen un diálogo activo con los asistentes y en esa conexión que respondan todas las dudas de la audiencia desde cómo se autogestionan, cómo se financian y cómo viven de lo que les gusta hacer”, explica. 

Vanessa Véliz destaca que a partir de lo que suceda en este encuentro, podrán evaluar el éxito del diseño: “Seremos evaluadas en función de si respetamos los tiempos, de los temas que surjan, la disposición de los artistas, el funcionamiento de detalles como el audio, el coffe break y aplicar en terreno lo que nos enseñan que es poner en acción un conjunto de habilidades blandas”, explica. 

Luâ, Manga y Ortíz  

Los artistas convocados para este primer encuentro son Anaís Luâ, poeta, violonchelista, autora de plaquette A440 y poemas como “Mukier, un tajo en el mapa” y “abortos de Pinochet”. Fyto Manga, reconocido y  emblemático personaje del mundo de la caricatura, el comic y el estilo japonés manga nacional. Y Natalia Ortíz, Artista Visual actualmente dedicada a la investigación y docencia, y miembro del Círculo de Investigadores y Estudiosos del Libro Antiguo, ha participado de la creación del proyecto literario y expositivo “Vea lo que hay en este libro: Relatos ocultos en la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica”.

Fyto Manga, reconocido y emblemático personaje del mundo de la caricatura, el comic y el estilo japonés manga nacional es uno de los invitados.

Nace en Dinamarca

La Biblioteca Humana es una experiencia que parte en Copenhague en el año 2000, dentro del Festival de Roskilde ?uno de los mayores festivales de verano en Europa?. Su objetivo fue, desde un primer momento, disminuir la discriminación entre los jóvenes celebrando la diferencia y promoviendo el diálogo, la tolerancia, la comprensión hacia personas provenientes de diferentes estilos de vida o culturas y el aprendizaje. En ese momento había en Dinamarca una enorme confluencia de personas de distintas culturas, religiones y razas y se extendió en la sociedad danesa una especie de sentimiento de invasión. Precisamente para contrarrestar esta creencia se le dio forma a la biblioteca humana, una plataforma para fomentar el diálogo entre personas que en condiciones normales no hablarían jamás, consiguiendo poner en entredicho prejuicios y estereotipos, y ayudando a afianzar la cohesión social. Hoy estas plataformas funcionan en más de 50 países.

Aprendizaje+ Servicio

En la Universidad Alberto Hurtado Bibliotecas Humanas es un  proyecto que se enmarca en el ramo de curso Fomento Lector, del programa Aprendizaje y Servicio (A+S) impartido por la Licenciada en Literatura, Magíster en Gestión Cultural y además socia y creadora de Lupa Consultoras, Fernanda Arrau.

Fernanda Arrau, académica del ramo Fomento Lector: «El territorio contradice todo lo que se enseña en el aula y este ramo tiene esa complejidad».

La académica, explica que esta metodología es una de las más potentes para formar liderazgos estudiantiles. Según su experiencia, los alumnos han tenido una participación en talleres de lectoría en cárceles, han participado en seminarios internacionales y han descubierto sus habilidades blandas tan necesarias en el mundo actual.

Los proyectos se evalúan en función del rediseño porque como dice ella: “El territorio contradice todo lo que se enseña en el aula y este ramo tiene esa complejidad. Yo les digo a mis alumnos equivóquense, porque desde ahí aprenden que deben ser flexibles”, explica.

Para Fernanda Arrau el desafío de una Universidad que implementa la unidad de Aprendizaje y Servicio es mirar el futuro y formar profesionales conscientes de la realidad: “Esta unidad permite construir agentes de cambios y hacer del perfil de egreso de la Universidad Alberto Hurtado un profesional  con conocimiento de la sociedad en que vive y con capacidad de transformarla a través de su profesión”, concluye.

Bibliotecas humanas: Historias literarias, es un encuentro gratuito, organizado para el próximo 6 de junio a las 11:00 horas (para estudiantes) y a las 15:00 horas (para funcionarios y académicos)  en el Aula Magna de la UAH, ubicada en Almirante Barroso 10. Las inscripciones están abiertas