SERVICIOS UAH

28 de mayo 2019


Día del Patrimonio Cultural en la UAH

Este domingo 26 de mayo la Universidad Alberto Hurtado participó por primera vez en el Día del Patrimonio Cultural en Chile, fiesta cultural a nivel nacional creada hace 20 años por el Consejo de Monumentos Nacionales para dar a conocer el valor histórico, artístico y patrimonial de inmuebles de valor patrimonial o histórico, muchos de ellos inaccesibles o poco conocidos para los ciudadanos.

La actividad estuvo a cargo de 14 estudiantes del OFG “Capas de tiempo. Patrimonio de Santiago” y su docente Mariana Milos Montes, quienes guiaron dos rutas de una hora y media de duración, a las 11:00 y 13:00 hrs.  Fue organizada por el programa Arte y Cultura de la DAE, al cual pertenece este curso, que desde su primera versión en el 2017 ha realizado como actividad final una ruta patrimonial por la Universidad y su entorno, creada y guiada por los estudiantes para un público abierto.

Las rutas realizadas este domingo constaron de 6 hitos a través de los cuales se dio a conocer el proceso de urbanización del barrio y los cambios experimentados desde la colonia a la actualidad, la relación histórica de los jesuitas con el barrio, la creación y asentamiento de la universidad, el valor arquitectónico y social de sus inmuebles, los estilos artísticos que presentan y parte del patrimonio intangible propio de la institución, que era el foco especial de esta versión del Día del Patrimonio.

El recorrido comenzó con la introducción en el patio central para luego conocer la Casa Central (casa Díaz Salas), la Casa Esperanza (casa Cifuentes Grez), el patrimonio intangible y la historia de calle Erasmo Escala, la Casa Luis de Valdivia (casa Edwards Matte, Cienfuegos 41) y el Pasaje Vicente Huidobro, finalizando la actividad con una foto grupal y la sorpresa musical para los asistentes: la entusiasta presentación de la Tuna Novata Alberto Hurtado, que durante media hora hizo al público cantar y bailar, lo que sin duda hizo mucho más interesante y entretenida la experiencia.

La primera ruta contó con la inesperada presencia de don Eduardo Campino Matte, nieto del arquitecto Ismael Edwards Matte, creador y primer dueño de la casona de Cienfuegos 41. Fue una grata y enriquecedora sorpresa ya que pudo compartir con el público aspectos de la personalidad de su abuelo y varias anécdotas, entre ellas que había nacido en el primer piso de la casa y las travesuras que realizaban junto a sus primos en la buhardilla.

La docente Mariana Milos hizo una positiva evaluación de la jornada “En primer lugar porque es la primera vez que la UAH abre sus puertas en esta importante fiesta nacional, coincidiendo con los 20 años del Día del Patrimonio Cultural en Chile. Resultó organizado, entretenido, interesante y también novedoso. Logramos una asistencia total de 375 personas. Esta iniciativa fue un esfuerzo conjunto entre la DAE, Arte y Cultura, 14 estudiantes del OFG Capas de tiempo. Patrimonio de Santiago, yo como docente del curso y coordinadora de la actividad, pero también otras personas de diferentes ámbitos de la universidad: Comunicaciones, de Ediciones Alberto Hurtado, de la Tuna Novata UAH, los guardias de seguridad, las familias de los estudiantes que vinieron a apoyarlos, etc. Este tipo de actividades permite generar importantes redes y alianzas entre las personas, que pueden permanecer y fortalecerse a través de otras actividades culturales a lo largo del año y por supuesto en futuras instancias del Día del Patrimonio, llegando cada año a una participación mayor”, señaló.

Para Andrés Castro, responsable de Formación Integral de la DAE y organizador de la iniciativa “Fue una jornada significativa. Me emocionó la recepción de las casi 400 personas que vinieron a conocer la universidad e hicieron el recorrido por las casas más emblemáticas de nuestro campus. Era algo necesario para toda la universidad, que una institución con rol público, ubicada en pleno centro de Santiago, abriera sus puertas a la comunidad en el Día del Patrimonio. Agradezco el apoyo de las diversas unidades de la UAH, cuya colaboración y compromiso permitió desarrollar esta gran iniciativa, especialmente a Mariana Milos por su generosidad con su tiempo y conocimientos”.