SERVICIOS UAH

10 de octubre 2018


“La participación ciudadana es clave para establecer y comprender el vínculo entre políticas públicas y territorio”.

Opina Margarita Quezada, estudiante de postgrado UAH, quien antes de entrar al magíster cursó el Diplomado en Gobierno y Gestión Pública de nuestra facultad y desde diciembre de 2017 trabaja como Coordinadora Ejecutiva del programa “Reingreso Educativo” en la Municipalidad de Recolecta. La trabajadora social Margarita Quezada nos cuenta su experiencia como estudiante del Magíster en Gobierno, Políticas Públicas y Territorio.

Margarita trabajó durante 2 años en el Servicio Nacional de Menores. Desde que egresó de Trabajo Social en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso ha participado en distintos programas de educación continua relacionados con estudios de género y políticas públicas. Este año ingresó al Magíster en Gobierno, Políticas Públicas y Territorio. “El programa más allá de ser un complemento en mi formación profesional, te motiva a ser un aporte en el diseño de políticas públicas locales”, comenta.

Este programa de magíster que imparte el Departamento de Política y Gobierno de nuestra universidad busca contribuir a la formación de profesionales con una sólida perspectiva ética y con capacidades para comprender adecuadamente la complejidad de la política y de la acción gubernamental en nuestro país, teniendo como ejes las políticas públicas sobre superación de la pobreza y la descentralización.

Por su parte Margarita resalta la formulación del plan de estudios y la metodología de las clases que contemplan exposiciones por parte de los profesores y se motiva constantemente el debate y la discusión sobre los temas planteados en cada módulo.

– ¿Qué destacas de la formación académica en este programa de magíster?

– La confianza que se entabla entre profesores y estudiantes es muy valiosa. No existe una relación de poder vertical, por el contrario… absoluta horizontalidad donde todos contribuimos en el aprendizaje. No somos solo estudiantes receptores de conocimiento, sino que existe un diálogo activo con los profesores. Se rompe la lógica de estudiantes contenedores donde los profesores solo van depositando su conocimiento sin retroalimentación. En ese sentido, el ambiente que se genera en las clases te motiva a participar y te hace ver que uno también puede aportar a la universidad con su propia experiencia.

¿En qué ha aportado el magíster a tu formación personal y profesional?

Más allá de ampliar tus oportunidades, de ser un complemento… la dimensión ética que desarrolla el programa te ayuda mucho para mantener una visión crítica y analítica sobre la estructura territorial y su influencia en el poder del sistema político. Los profesores te invitan siempre a contraponer ideas, comparar realidades y contrastar fundamentos. Aquello amplía tu mirada. Te incentiva reconocer el valor de lo que estás estudiante, su impacto real en la dinámica del país y el rol sociopolítico que nos toca tomar como profesionales especializados.

Este magíster busca fomentar el perfeccionamiento de profesionales en el diseño de políticas públicas. De acuerdo con tu experiencia ¿cuáles son los desafíos en Chile en esta materia?

En primer lugar, debemos comprender adecuadamente los fenómenos sociales para poder intervenir en ellos desde el plano político. Se debe fomentar la participación social al momento de diseñar políticas públicas y no cultivar la centralización del poder. Si bien requerimos de un gobierno central a cargo de la administración del Estado, esto debe ser en colaboración con las comunidades, con las personas. La participación ciudadana es clave para establecer y comprender el vínculo entre políticas públicas y territorio.