SERVICIOS UAH
UAH VIRTUAL-Covid19: SIGAMOS CONECTAD@S.
REVISA PLAN RETORNO Y las actualizaciones aquí

27 de septiembre 2019


Estudiante de Pedagogía en Lengua Castellana y Comunicación ayudó a la comunidad haitiana con el español a través de su proyecto “Hablamos Anzanm”

Valentina Harms, estudiante del último año de la Carrera de Pedagogía en Lengua Castellana y Comunicación realizó una ponencia de su proyecto “Hablamos Anzanm”, en el V Seminario de “Aprendizaje Servicio” en la Universidad Autónoma.

Valentina Harms, estudiante del último año de la Carrera realizó una ponencia de su proyecto “Hablamos Anzanm”, en el V Seminario de “Aprendizaje Servicio” en la Universidad Autónoma.

-¿Cómo se originó el proyecto?

-Ocurre que el segundo semestre de 2017, cursé un OFG impartido por la U. Alberto Hurtado, en convenio con la U. Diego Portales, llamado «Problemáticas contemporáneas de Chile: Aprendizaje-Servicio como motor de cambio». En este tuvimos que elaborar un proyecto que ayudara a algún socio comunitario. En mi caso, el Centro Universitario Ignaciano (CUI) fue nuestro socio comunitario, que trabaja con la comunidad haitiana Los Nogales. Por medio del CUI, llegamos a la comunidad, donde nos tocó realizar el proyecto con el grupo que domina la lengua española.

-¿Quién formaba parte de tu equipo y cuánto tiempo demoraron en aplicarlo?

-En el equipo fuimos tres personas. Dos estudiantes de la U. Diego Portales, una de ellas finlandesa que estaba de intercambio, y yo, de la UAH.
Ahí trabajamos con dos chilenos más e integramos a otros amigos extranjeros de Estados Unidos y España. Todos ellos nos acompañaron en el proceso. Todo este proyecto se llevó a cabo en un semestre.

-¿Cuáles fueron los pasos a seguir?

Primero identificamos una necesidad, en una sesión de focus group, y el resultado fue la falta de acceso a la información necesaria para arrendar una propiedad y derechos de arriendo. En segundo lugar, investigamos el tema y elaboramos una guía en español, a través de la cual informamos a la comunidad de Los Nogales, sobre las sesiones que realizaríamos, en las que resolvimos dudas y aclaramos conceptos.
Y, en tercer lugar, elaboramos -en conjunto con las personas haitianas que dominan el español- afiches en kreyol para que, por medio de ellos, esta información llegara a todas aquellas personas que aún no dominan la lengua española.

-¿Con cuántas personas de Haití trabajaron?

-En nuestro grupo había cuatro personas de Haití que hablaban español. Sin embargo, el afiche fue presentado a toda la comunidad Los Nogales, durante la ceremonia de cierre de semestre de las clases de español, que realizó el CUI en el Colegio San Alberto de Estación Central.

-¿Qué impacto tuvo este proyecto?

-Esta es la primera vez que se realiza algo así en Chile y también la primera vez que estos temas son abarcados en el trabajo con haitianos. Tal fue el impacto de nuestro proyecto, que el profesor a cargo del curso nos pidió escribir un artículo para concursar por una publicación en una revista de Aprendizaje-Servicio.

-¿Y resultó?

-Sí. La sorpresa y la buena noticia fue que tanto el proyecto como el artículo resultaron tan exitosos que fui convocada para hacer una ponencia en el V Seminario de Aprendizaje Servicio.

-¿De qué se trató tu ponencia?

-La ponencia trata sobre la experiencia y metodología de A+S (aprendizaje-servicio). En ella expuse cómo fue el proceso, qué actividades realizamos, cuál fue la metodología y cuál fue el resultado.

-¿Cómo te fue?

-Salió todo muy bien. Muchas personas asistieron, entre ellas académicos que implementan metodologías de aprendizaje – servicio en distintas universidades del país.
Yo quedé muy contenta y satisfecha con la exposición porque pude abordar todos los puntos del tema y la audiencia se mostró muy atenta a mis palabras.

-¿Qué opinas de la situación actual que viven los haitianos en Chile?

-Esta experiencia me enseñó que la situación de cualquier inmigrante en Chile es difícil y compleja. Este país no está preparado para recibir extranjeros y nos hacemos los ciegos ante el fenómeno migratorio que estamos viviendo. Este sistema tan burocrático, no asegura ni cautela los derechos de las personas que llegan a vivir a Chile.
Particularmente, en el caso de los haitianos, la situación se vuelve más compleja cuando no tienen conocimiento de la lengua española. La falta del dominio del idioma pone a las personas en una situación aún más vulnerable y las expone a que sus derechos sean pasados a llevar. 

0

X

Admisión 2021

Consultas Postgrados

Acceso y dudas generales

Servicios Financieros Alumnos

APOYO UAH VIRTUAL