SERVICIOS UAH

8 de Diciembre 2016


La vocación: el gran ausente de la PSU

Conversar de vocación es el compromiso de la Universidad Alberto Hurtado en este proceso de Admisión 2017 donde los jóvenes y familias se incorporan a tomar decisiones fundamentales sobre el futuro. Así lo explica Felipe Burrows, Psicólogo Educacional de la UAH y uno de los autores del libro “Aprender con otros: aproximaciones psicosociales sobre el aprendizaje en contextos educativos”.

Felipe Burrows psicólogo educacional UAH

Felipe Burrows psicólogo educacional UAH

Elegir una carrera tomando en cuenta sólo puntajes obtenidos en la PSU es una cojera si reflexionamos de la vocación, ese llamado interno que hace que una persona no dude en dedicarse de por vida a una labor en específica, sea esta social, comunicacional, pedagógica, médica, económica, jurídica o confesional. Habilidad natural que suma la convicción de hacer las cosas lo mejor posible frente a múltiples dificultades que se presentan en el camino.

Conversar de vocación es el compromiso de la Universidad Alberto Hurtado en este proceso de Admisión 2017 donde los jóvenes y familias se incorporan a tomar decisiones fundamentales sobre el futuro. Así lo explica Felipe Burrows, Psicólogo Educacional de la UAH y uno de los autores del libro “Aprender con otros: aproximaciones psicosociales sobre el aprendizaje en contextos educativos”.

Según el académico, cada persona debiera poder articular una visión propia respecto del rol de una determinada carrera o profesión para sus vidas. Para lo que debiera responder las siguientes preguntas: ¿Cuáles son los aspectos a los que atribuyo prioridad para mi vida? ¿Se espera que el ejercicio de esa profesión se transforme en la principal vía de realización personal? ¿Se busca en primer lugar un medio para lograr ciertas condiciones o es un medio para fines de otro orden (políticos, familiares, culturales, etc.)?

“La posibilidad de ir articulando un posicionamiento propio en torno a cuestiones como éstas resulta clave no sólo para adoptar una decisión, sino también para conferirle un significado y sentido propios a las opciones que se adopten”, dice Burrows.

En ese sentido, lo anterior plantea desafíos importantes para la educación escolar. implica que el apoyo que se ofrezca a los estudiantes no debe limitarse a que éstos conozcan sus intereses y aptitudes, ni a que reconozcan alternativas de estudio a las que pueden optar, sino la necesidad de entregar oportunidades y herramientas para articular de manera autónoma , informada y comprensiva un proyecto y visión sobre sus propias vidas.

La relevancia de esto último resulta más patente aún si consideramos que un proyecto no se clausura con la elección de una determinada carrera, sino que resulta ser un ejercicio que se prolonga en el tiempo. Considerando además que a lo largo de nuestras trayectorias nos vemos constantemente enfrentados a condiciones y oportunidades no esperadas, ante las cuales debemos ir posicionándonos, concluye.