SERVICIOS UAH

3 de Enero 2017


¿Quiénes diseñan los programas de gobierno?

Columna de opinión de la académica y directora de la carrera de Ciencia Política de la UAH, Cecilia Osorio.

Cecilia Osorio directora de la carrera de Ciencia Política.

Cecilia Osorio directora de la carrera de Ciencia Política.

Desde hace varios meses que ya se vienen escuchando nombres de precandidatos presidenciales en los diversos sectores políticos y, rodeando estos nombres, surgen inevitablemente las preguntas respecto de los posibles pactos o alianzas, sobre el procedimiento con el que se definirá finalmente a los candidatos, y acerca de la importancia que tendrán las encuestas en la toma de decisiones.

Aunque todo ello es razonable, se olvida en esta lucha previa un elemento sumamente importante –al menos en la teoría- y del que poco hemos escuchado: el programa de gobierno (o al menos sus lineamientos generales). Esta hoja de ruta debiera contener una visión del país hacia el cual se aspira avanzar, con miradas de largo plazo, y no sólo respondiendo a la coyuntura o a las temáticas hoy presentes en la agenda pública. En ese sentido, ¿cuál es el espacio en el que se está llevando a cabo esa discusión programática y quiénes la están conduciendo? ¿En los partidos políticos? ¿O entre los grupos de cercanos, asesores y expertos, que acompañan a los candidatos? ¿O en otro tipo e instancias?

Desde la Ciencia Política se sostiene que los partidos políticos que respaldarán a estos candidatos deberían ser uno de estos espacios privilegiados de discusión. Desde las teorías más clásicas, los partidos canalizan intereses y demandas desde la sociedad y configuran propuestas concretas acordes a su ideología. Se espera que debatan diversas alternativas y soluciones, tomen posición respecto a la amplia gama de problemas públicos y establezcan prioridades y proyecciones a corto, mediano y largo plazo. Asimismo, que entre sus militantes o simpatizantes existieran profesionales expertos de diversas temáticas, que pudieran alimentar estar propuesta, presentar información y experiencia comparada, rol que también podrían cumplir centros de estudios vinculados a los partidos…”.

Ver columna completa en El Mostrador