SERVICIOS UAH

Política de Investigación


La UAH establece tempranamente una Política de Investigación (2001), cuyo propósito básico consiste en estimular, complementar y articular, de manera pertinente y con calidad, las iniciativas individuales y de Facultades con los objetivos institucionales de servicio a la sociedad, siempre en el entendimiento –tal como lo establece el documento– de que la investigación se forja en las comunidades académicas, y son ellas las que, con autonomía disciplinar y libertad de pensamiento, establecen los derroteros que la guían temáticamente.
Algunos de los puntos más relevantes de la Política de investigación:   • La política de investigación se entiende como un conjunto de declaraciones que guían el proceso de toma de decisiones, destinadas a jugar un papel de apoyo y coordinación, más que de control, para asegurar las tareas reflexivas, críticas y propositivas propias de la investigación realizada en el ámbito universitario.   • Estas políticas están orientadas a estimular en los profesores el desarrollo de la dimensión investigadora, imprescindible para el proyecto académico, y a generar mejores condiciones de posibilidad para su realización.   • La investigación, como función universitaria, se ejerce en un marco de libertad y pluralismo. Ello implica que no existen imposiciones temáticas o metodológicas y que la interdisciplinariedad es alentada a través de incentivos, pero no impuesta.   • Las investigaciones deben procurar altos niveles de calidad y de relevancia. Por calidad se entiende la capacidad que sus resultados tengan para incrementar los conocimientos, ampliar las fronteras de los campos disciplinarios y para contribuir al logro de respuestas válidas y eficaces para la solución de los problemas que enfrenta el hombre, la organización y la sociedad. Por relevancia se entiende la pertinencia social, institucional, académica y pedagógica de lo investigado, referido tanto a sus objetivos y metodologías, como a los productos esperados.   • Los resultados de las investigaciones deben proyectarse hacia la comunidad nacional e internacional. Para ello, debe potenciarse el vínculo entre investigación y publicación, en un sentido amplio. Publicar significa “hacer público”, por lo tanto implica divulgación mediante modalidades diversas, tales como las publicaciones clásicas, cátedras, conferencias de prensa, publicaciones en formato virtual, congresos, simposios y seminarios.   • La investigación debe estar ligada a las otras dimensiones clave de la producción académica, especialmente a la docencia y extensión. Ese vínculo debe fomentarse por medio de iniciativas creativas e innovadoras. En especial, debe procurarse el incorporar a alumnos de pregrado y postgrado en los proyectos de investigación.   • Este conjunto de políticas para la investigación debe constituir un aporte para el desarrollo, en el largo plazo, de una verdadera cultura de investigación en la universidad.