SERVICIOS UAH

5 de Mayo 2015


Chile, un país centralizado

Los mismos habitantes de Santiago se dan cuenta que el centralismo es malo para el país. Nuestra vida republicana no nos ha enseñado a ampliar las fronteras capitalinas hacia los lejanos extremos nacionales. ¿Cuánto hemos avanzado? El Departamento de Ciencia Política y RR.II. presentó dos libros que ayudan a entender esta realidad. El regionalismo se hace presente.

"Descentralización Ya" (Esteban Valenzuela). "Un gobierno de los pueblos, relaciones provinciales de la Independencia"(Armando Cartes).

El camino hacia la descentralización ha sido arduo y gradual, sin muchos resultados aparentes. Las estrategias para la solución de este problema que abarca campos políticos, económicos y territoriales, dataría desde el siglo XVI cuando Chile se organizó por primera vez política y administrativamente. Luego vendría la regionalización, establecida en la Constitución de 1980, y que organiza administrativamente al país hasta nuestros días.

Sin embargo una estrategia que pretendía solucionar en parte el asunto se ha transformado en un problema mayor: La centralización.

En el marco de la Presentación de los libros “Un gobierno de los pueblos, relaciones provinciales de la independencia” y, “Descentralización Ya”, se dieron cita en la Universidad Alberto Hurtado importantes académicos en el ámbito de las políticas públicas y el desarrollo regional.

Es evidente que los avances en cuanto a políticas de descentralización en nuestro país han sido “pocos y lentos”. Al menos así lo define el Dr. Armando Cartes, profesor de la Universidad de Concepción y autor de “Un gobierno de los pueblos, relaciones provinciales de la independencia” “La única cosa visible es la elección democrática de los Consejeros Regionales (Core)”. Pero no es suficiente.

Pese al panorama poco acogedor, Cartes afirma que hay cierta cuota de esperanza: “la mismos habitantes de Santiago se convencen que el centralismo es malo para todos, no sólo para las regiones. Un ejemplo es ver como la ciudad está ahogada”.
Un poco más drástico con respecto al tema fue el director del Departamento de Ciencia Política y Relaciones Internacionales y autor de “Descentralización Ya”, Esteban Valenzuela, quien descartó lo avances. “Chile, es un país que está preso de su soberbia y que se ha inventado un falso discurso de estar por sobre el resto de los países de América Latina. Hoy en día queda claro que esto se establece gracias al cobre y a un empresariado que evade impuestos y compra políticos”. El doctor en Ciencias Políticas hizo un llamado a “avanzar”, afirmando que el país ya no da para más. “Hay que denunciar los problemas desde la academia y también organizando a los grupos regionalistas que han demostrado su descontento. Lo importante es que desde la Universidad Alberto Hurtado, generamos los espacios para que esa voz se exprese”, finalizó.