La Universidad debe ser el cerebro de un país, el centro donde se investiga, se planea, se discute cuanto dice relación al bien común de la nación y de la humanidad. Y el universitario debe llegar a adquirir la mística de que en el campo propio de su profesión no es sólo un técnico, sino el obrero intelectual de un mundo mejor.
San Alberto Hurtado

Orígenes

La U. Alberto Hurtado fue creada el 20 de octubre de 1997 por la Compañía de Jesús. En un contexto marcado por enormes transformaciones socioculturales, la idea fue ofrecer al país un proyecto educativo basado en la tradición jesuita de 450 años y 200 instituciones de educación superior en el mundo.

Misión

La Universidad como heredera de la tradición educacional jesuita, proyecta en el campo académico el espíritu de San Alberto Hurtado con el que queremos seguir marcando nuestra época. Contribuyendo al desarrollo de la persona y a la promoción de una sociedad más justa, en Chile y América Latina, por medio de una investigación, docencia y extensión de calidad.

Como Universidad buscamos cultivar un nuevo humanismo mediante una interacción creativa de las ciencias con la concepción cristiana del ser humano y del mundo en actitud de diálogo respetuoso, plural y fecundo. Entregamos una formación integral a los estudiantes para que sean profesionales con sentido ético y espíritu de servicio, con capacidad de seguir aprendiendo y de responder creativamente a los desafíos personales y sociales.

Escudo

Como muchas universidades jesuitas el escudo de la Universidad Alberto Hurtado tiene en su parte superior el escudo de armas de San Ignacio de Loyola, compuesto por dos partes que representan los dos linajes de San Ignacio, los de Oñaz y Loyola. Las siete bandas diagonales simbolizan a los siete hermanos que en 1321 derrotaron a los gascones y navarros en la batalla de Beotívar, y en recompensa el rey de Castilla Alfonso XI les concedió las siete bandas rojas sobre oro. En tanto la imagen de la derecha ostenta un caldero suspendido con 2 lobos rampantes a ambos lados que suele identificar al apellido López. Recordemos que el verdadero nombre de San Ignacio de Loyola es Iñigo López de Loyola.

En la parte inferior del escudo, de izquierda a derecha, se encuentra el Sol de justicia, con el nombre de Jesús en su centro (IHS) que recuerda la preocupación de esta universidad por la justicia, iluminada por la fe, que suele identificarse como signo de la Compañía de Jesús. En el lado derecho, una pluma, que antiguamente se usaban para escribir, destaca la vocación humanista de la UAH.


mentalidadweb.com