Centro de Ética de la UAH realiza taller sobre dilemas éticos en la gestión empresarial

En la conferencia, se reunieron expertos en ética y RSE para debatir sobre la necesidad de ordenar la actividad económica y empresarial hacia el desarrollo pleno del ser humano.

15 Septiembre, 2010
Categorias: Noticias

En la inauguración del Taller de Aprendizaje “Dilemas Éticos en las Altas Cumbres: Herramientas de RSE”, organizado por la Universidad Alberto Hurtado y la USEC, se recalcó la importancia de realizar una gestión empresarial basada en los valores universales del humanismo cristiano, que colocan a la persona no como un medio, sino como el fin de toda actividad que realicen las compañías.

Esta primera sesión de cinco que componen este ciclo – taller, contó además con la participación de Fernando Montes S.J., rector de la Universidad Alberto Hurtado; Pierre Lecocq, ejecutivo francés y presidente de la Unión Internacional Cristiana de Dirigentes de Empresa, UNIAPAC; Rolando Medeiros, presidente de la Unión Social de Empresarios Cristianos, USEC; y Cristián del Campo S.J., capellán de “Un Techo para Chile”.

En su discurso, el rector Fernando Montes hizo hincapié en la importancia de replantear la mirada que la sociedad tiene acerca de los valores y la ética, que suelen remitirse al ámbito sexual y/o familiar, por lo cual tienen un estigma prohibitivo, lo que a su juicio es “gravísimo”.

Asimismo indicó las seis dimensiones que a su juicio tiene la ética aplicada en empresas: excelencia, honestidad, calidad de vida laboral y personal, vida comunitaria, cuidar y proteger la naturaleza y la dimensión política del empresario, con lo que se refiere a que se necesita líderes con una perspectiva a largo plazo y con visión de conjunto para apuntar al Bien Común no sólo de su empresa, sino del país donde opera.

Por su parte, Rolando Medeiros, presidente USEC, planteó que las empresas son las organizaciones más importantes de la sociedad moderna y que sus responsabilidades, por la definición, creación y distribución de valor, las convierten en uno de los más influyentes agentes de cambio social.

“No podemos sino concebir el quehacer empresarial como quehacer moral, por lo que el desarrollo humano y el bien común son elementos esenciales de su existencia. Desde luego, la creación de riqueza, fuentes de trabajo, innovación y capacidad competitiva para el país aportan fuertemente al progreso de todos, pero también hay otros ámbitos del desarrollo en los que la empresa está llamada a aportar”, señaló.

En tanto, Cristián del Campo, explicó que en todo aspecto, fundamentalmente en el empresarial, la ética ya no se trata sólo de no hacer lo que está mal, sino que exige hacer el bien, asumiendo una actitud más proactiva y comprometida con la justicia y el bien común. En el ámbito de las empresa graficó lo anterior señalando que ya no basta sólo con cumplir con las leyes laborales, sino que es necesario ir un paso más allá y diseñar nuevos y mejores beneficios para los colaboradores y también pensando en todos los stakeholders.

La próxima sesión de este taller de aprendizaje será el miércoles 22 de septiembre y abordará el tema “Colaboradores y Proveedores: Socios estratégicos que generan valor”, para lo cual se contará con las exposiciones de Alfonso Mujica, Past President USEC; Eduardo Abarzúa, Director Magíster en Gestión de Personas en Organizaciones, UAH; Eduardo Undurraga, Gerente General ACHS; y Eduardo Mizón, Gerente General, SODIMAC.

9152010102508.JPG 9152010102521.JPG 9152010102532.JPG