CIDE revela encuesta con percepciones de profesores sobre educación superior

El instrumento, aplicado entre agosto y octubre de 2010 midió la percepción en áreas como educación superior, profesión docente, educación pública, calidad y equidad, financiamiento de la educación, clima escolar y uso de TIC.

30 Diciembre, 2010
Categorias: Noticias

“La medición muestra que hay una fuerte demanda hacia el Estado para que intervenga. Es unánime la aspiración a que se fortalezca la educación pública y que haya un trato financiero preferencial con estos establecimientos. Las personas quieren más regulación y se inclinan por un sistema de administración que dependa del Ministerio de Educación” aseveró el director del Centro de Investigación y Desarrollo de la Educación, CIDE, Juan Eduardo García Huidobro, durante la presentación de los resultados de la octava Encuesta a Actores del Sistema Educativo.

El instrumento, aplicado entre agosto y octubre de 2010 por el CIDE midió la percepción en áreas como educación superior, profesión docente, educación pública, calidad y equidad, financiamiento de la educación, clima escolar y uso de TIC. Fue aplicado a un grupo de ocho mil personas formado por directores, profesores, estudiantes y apoderados de los sistemas municipal particular subvencionado y particular pagado.

Según la medición todos los sistemas educativos mejoraron las expectativas de que sus estudiantes lleguen a la universidad o a la educación técnica, acercándose a las creencias de estudiantes y apoderados. Un 67 % de los docentes considera hoy que sus estudiantes alcanzarán la educación superior, venciendo el escepticismo que en el año 2004 los llevó a expresar que solo un 44% de los jóvenes lo lograría –menos de la mitad de lo que pensaban estudiantes y apoderados.

El Director del CIDE, Juan Eduardo García- Huidobro destacó la importancia en este cambio de visión. “Lo que un profesor espera de su alumno puede ser determinante. Si no cree en las posibilidades de logro de sus estudiantes, estos logros no se producen”.

La encuesta del CIDE reveló que los cuatro actores del sistema educativo mantienen un juicio crítico sobre la calidad y la equidad del sistema educacional chileno. Prima la percepción de que la calidad es regular y en este juicio son más críticos los estudiantes. Solo un 19,1% considera que es buena o muy buena, le siguen los profesores con un 19,5%, los directores con un 20,7% y los padres con un 29,4%.

En tanto los padres de colegios subvencionados cifran la buena calidad en un 24,8 % y los municipales en un 29,4%. Más fuerte es la reprobación a la inequidad de nuestro sistema educativo. En este ámbito son los profesores los más críticos, ya que solo un 5,3% la considera buena o muy buena, seguidos por los directores con un 6,8%, los alumnos con un 10,2% y los padres con un 14,6%.

En referencia al sistema de financiamiento compartido de la educación (co pago en los colegios particulares), todos los encuestados están en contra (apoderados 79,4%, directores 62,2% y profesores 59,4%). La mayoría de los encuestados responsabiliza al sistema de financiamiento compartido de provocar desigualdades sociales y educativas: Profesores 67,4%; directores 56,4% y apoderados 55,8%.

Las creencias de los estudiantes van en la misma línea: un 69% de ellos piensan que los cobros en la educación generan desigualdades: Los pertenecientes a colegios particulares pagados lo creen en un 82,3 %, los de particulares subvencionados en un 71,3 % y los jóvenes de los liceos municipales en un 62,6%.

La encuesta del CIDE indagó en la percepción que existe hoy respecto de la profesión docente, descubriendo que los profesores se sienten poco valorados en contraste con la opinión de los demás actores, que sí los valoran. Mientras un 51,3 % de los estudiantes piensan que la sociedad le otorga valor a la profesión docente, dicha percepción es sostenida por un 45,4% de los apoderados y tan solo por un 22,3% de los mismos implicados.

Es muy aceptada la idea de extender la evaluación docente a establecimientos particulares subvencionados. Esta también alcanza a los involucrados en un 73,6 %. Es unánime la visión sobre la necesidad de fortalecer la educación pública, entre profesores, directores y apoderados.

Hay también acuerdo mayoritario en dar un trato financiero preferencial para los establecimientos públicos.

En cuanto al sistema de administración, existe poco apoyo a la idea de establecer asociaciones de municipalidades y la figura que mayor consenso recoge es el Mineduc como administrador.

1230201030108.JPG