Centro Teológico Manuel Larraín reflexionó sobre ¿Qué Iglesia necesita Chile?

El objetivo del encuentro fue generar un espacio de reflexión sobre cómo se quiere y necesita a la Iglesia hoy en nuestro país, en el contexto de grandes cambios culturales y de fuertes demandas de igualdad y justicia social.

12 Septiembre, 2011

Dentro del contexto de los cambios culturales en nuestra sociedad, se realizó el Coloquio ¿Qué Iglesia necesita Chile?, organizado por el Centro Teológico Manuel Larraín.

El objetivo del encuentro fue generar un espacio de reflexión sobre qué Iglesia puede hacer creíble el Evangelio en Chile, en el contexto de grandes cambios culturales y de fuertes demandas de igualdad y justicia social.

La instancia contó con la presencia del padre Jorge Costadoat, profesor de Teología y Director del Centro Teológico Manuel Larraín, la periodista Eliana Rozas y el Artista Claudio Di Girolamo, quienes compartieron con los presentes visiones, desde sus experiencias personales, sobre qué Iglesia quiere y necesita Chile.

“Entre católicos, no tenemos grandes expectativas entre nosotros. Y sin embargo somos implacables con la jerarquía, pero indulgentes con los bautizados”, dijo Costadoat quien expresó que en ese sentido, en estos tiempos es necesario el sentido del martirio. “Nuestra Iglesia debe saber leer los signos de los tiempos, y que no le tenga miedo a los cambios y en ellos, transmita esperanza, animándonos al coraje”, explicó.

Por su parte, la periodista Eliana Rozas, relacionó el trabajo de la Iglesia Católica con el trabajo de una madre con su hijo: “Ser madre es dar y estar dispuesto a recibir, aventurarse, estar con el otro, conversar, buscar humildemente con capacidad de asombro y aprender de tus propios hijos“, dijo la actual Decano de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad del Desarrollo.

Para finalizar, el artista Claudio Di Girolamo hizo un llamado a que los laicos se tomen la Iglesia: “Nos hace falta a los laicos, tomarnos la Iglesia, porque es nuestra. Es tan mía como del Papa Benedicto XVI”, dijo, “Yo quisiera una Iglesia que pase de mirar a ver; de oír a escuchar y que pase de hablar a decir”, expresó recalcando que “tanto laicos como jerarquía debemos investigar juntos lo que nos está pasando”.