UAH dona a Museo de la Memoria base de datos sobre libertad sindical y derechos humanos 1973-1990

Documento elaborado por el Centro de Ética y la Facultad de Derecho de la Universidad, reúne denuncias de abusos contra los derechos de los trabajadores y las libertades sindicales presentadas a la OIT por organismos chilenos durante la dictadura.

01 Septiembre, 2011

La donación hecha recientemente por la Universidad Alberto Hurtado al Museo de la Memoria está constituida por un registro, que incluye cerca de 120 casos de denuncias hechas por organismos sindicales chilenos ante el Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) entre los años 1973 – 1990.

La información fue entregada por Ricardo Brodsky, Director Ejecutivo del Museo de la Memoria y Elizabeth Lira directora del Centro de Ética de la Universidad Alberto Hurtado, durante la presentación de esta nueva base de datos. La ceremonia contó con la presencia del ex – Vicario de la Pastoral Obrera y Social, Monseñor Alfonso Baeza y del representante de la OIT, Carlos Rodríguez Díaz en nombre del director regional de la OIT Guillermo Miranda.

En la ocasión Rodríguez destacó el valor de la donación “ya que nos permite recordar que el sindicalismo chileno tuvo que trabajar en la adversidad, haciendo de la acción jurídica internacional un escenario para la utilización de mecanismos legales concretos que permitieran registrar las denuncias y provocar reacciones”.

El compendio reúne todas las quejas relativas a las violaciones de los derechos sindicales cometidas en Chile, incluyendo la denuncia, la respuesta del gobierno de Chile y las recomendaciones de la OIT. Los casos denunciados se refieren a la cancelación de personería jurídica a organizaciones gremiales, la supresión de derechos de reunión y huelga, hasta las denuncias de despido por afiliación política, torturas, expulsión del país y asesinato de trabajadores.

El documento incluye, además, el informe sobre la libertad sindical en Chile emitido por una Comisión de Investigación y Conciliación creada al interior de la OIT, que visitó el país en 1974 y que hasta 1990, mantuvo un seguimiento permanente de las quejas presentadas por las organizaciones sindicales locales.

A juicio de Elizabeth Lira, la relevancia de esta base de datos va más allá del registro documental en relación con el período de la dictadura. “Creo que este trabajo permite mostrar, enseñar y recordar el valor de los instrumentos jurídicos internacionales para la defensa de los derechos de los trabajadores, cuya validez sigue vigente”.

Cabe destacar que todo este material fue recopilado por el Centro de Ética y la Facultad de Derecho de la UAH, en el libro “Libertad Sindical y Derechos Humanos, análisis de los informes del Comité Sindical de la OIT (1973-1990)”, publicado en 2009. Durante el año 2010 se acordó donar estos materiales al Museo de la Memoria, se preparó la base de datos mencionada, con la finalidad de ponerla a disposición del público en el Centro de Documentación del museo y en el futuro próximo hacerla accesible online.