SERVICIOS UAH

2 de Abril 2014


Libro editado por la UAH resalta el valor patrimonial de barrio universitario

“Campus en el Centro Histórico, la UAH y sus Casas Patrimoniales”, reúne interesante material histórico e imágenes inéditas de la evolución arquitectónica, social y cultural de una parte del corazón de Santiago, a lo largo de más de un siglo. Ver “Campus en el Centro Histórico” primera parte Ver “Campus en el Centro Histórico” segunda parte

Destacar el valor patrimonial de más de 30 casonas que datan de principios del siglo XX y que actualmente acogen a la Universidad Alberto Hurtado, es el objetivo del libro “Campus en el Centro Histórico, las UAH y sus Casas Patrimoniales”, que la entidad de educación superior presentó recientemente.

La obra, realizada por un equipo multidisciplinario de historiadores, sociólogos, antropólogos y geógrafos de la casa de estudios, da cuenta del valor histórico y arquitectónico de un barrio donde, no sólo se mezclan estilos neoclásicos, góticos y art decó, sino que pasajes de la vida de Chile que van desde la fundación de Santiago, pasando por la época de oro de la elite salitrera, la era de las luchas sociales, la Unidad Popular y los años de dictadura, hasta la llegada de la Compañía de Jesús y la UAH a este sector.

Diversas figuras de la vida nacional como Vicente Huidobro, Jaime Guzmán, Carlos Cazely y representantes conspicuos de la aristocracia local como las familias Edwards, Matte o Errázuriz, se suceden en las casi docientas páginas de este libro, siendo el factor común el haber mantenido, en algún momento de sus vidas, algún tipo de relación con este singular barrio capitalino, comprendido entre la Alameda y las calles Cienfuegos, Erasmo Escala y Almirante Barroso.

A juicio de Fernando Montes, rectos de la UAH, “Campus en el Centro Histórico”, nos enseña que este barrio tiene la ventaja de encarnar la historia de Chile y conservar sus raíces culturales. “Conocerlo es integrarse en Chile. Aquí quedaron grabados la grandeza de otros tiempos y los desplazamientos humanos que sin palabras van mostrando los cambios sociales, políticos, y económicos producidos en nuestra sociedad.

Dividido en tres partes -“Trayectoria de un Barrio”, “El otros centro: un siglo veinte vivido entre los bastidores de la ciudad” y “Una residencia humanista para la sociedad del conocimiento”- la obra presentada por Ediciones UAH, establece interesantes relaciones entre el barrio patrimonial y diversos hechos e instituciones históricas en la vida nacional.

Aquí destaca la vinculación de la venida del Papa Juan Pablo II a Chile el año 1987, con la casa de Cienfuegos 51, más conocida como la “Casa del Papa”, donde sesionó la Comisión Nacional Para la Visita del Santo Padre. En la misma cuadra se ubica la casa que durante más de medio siglo albergó a la sede del club social y deportivo Colo Colo y que actualmente corresponde a la Facultad de Derecho de la UAH. Además, en esta manzana se encuentra el Palacio Letelier (esquina nor oriente de Erasmo Escala con Cienfuegos) donde el Arzobispado de Santiago instaló a mediados de los ´70 la Vicaría de la Educación que junto con su labor en los asuntos concernientes a la pastoral educativa apoyo, al igual que otras instituciones religiosas, la lucha contra la dictadura militar.

Según Juan Carlos Skewes, Director del Departamento de Antropología y cabeza del equipo editorial del libro, éste rescata, a través de lo material, una misión que se han encarnado en la manzana donde se ubican las casas principales de la UAH. “La recuperación de lo patrimonial va, en este sentido, más allá de las piezas arquitectónicas que se recuperan en el campus: se trata de revalorizar el mandato que encontró en este sector poniente de la capital su expresión material. La vocación del sitio estuvo tempranamente marcada tanto por lo religioso como por el conocimiento en un contexto socialmente y políticamente reflexivo”.

En palabras del experto, “de especial agrado en este proceso de investigación, fue el ejercicio de gratuidad colectiva que llevó a estudiantes, profesores y personas asociadas a la Universidad y a sus departamentos de Geografía y de Antropología a emprender la tarea de desempolvar historias que fácilmente podrían haber sido literalmente enterradas por la expansión inmobiliaria”.